Centro Virtual Cervantes
Lengua

Al habla > Museo de los horrores > Acentuación de monosílabos: ¿fue o fué? (2 de 64)
Al habla

*

Museo de los horrores

Acentuación de monosílabos: ¿fue o fué?

Empecemos con la regla general: los monosílabos tónicos, es decir, aquellas palabras de una sola sílaba con acento de intensidad, no llevan tilde aunque se trate de una palabra aguda. Leonardo Gómez Torrego en su Gramática didáctica del español ofrece los siguientes ejemplos: sal, mar, mes, seis, vio, soy, dio, fue, fui, Dios, fe, y da.

Vio, dio, fue y fui llevaron tilde antes de 1959, pero a partir de ese año se consideró que debían seguir la regla general y, por tanto, es erróneo escribir: vió, dió, fué, fuí.

Pero hay también una excepción a esta regla: la tilde diacrítica. Cuando un monosílabo tónico ofrece la misma forma que un monosílabo átono, y puede llegar a crear una confusión, se distinguen añadiendo a los tónicos una tilde. Así:

    • : forma del verbo dar:
      • Mi jefe ordena que la carta.
    • de: preposición:
      • Déjame leer la carta de mi jefe.
    • él : pronombre personal:
      • Me la dio él y no otra persona.
    • el: artículo:
      • El paquete me llegó después de la carta.
    • más: adverbio de cantidad:
      • No me dieron más cartas para ti.
    • mas: conjunción adversativa (igual que pero):
      • Querría ayudarte, mas no sé cómo hacerlo.
    • mí: pronombre personal:
      • Dámelo a , que yo se lo daré.
    • mi: adjetivo determinativo posesivo:
      • Nunca le prestaste tanta atención a mi carta.
    • : forma de los verbos saber y ser:
      • Yo no cómo te metes en estos líos. (verbo saber)
      • sincero cuando te pregunte. (verbo ser)
    • se: pronombre personal y reflexivo:
      • Yo se lo avisé. (pronombre personal)
      • Se lavaba la cabeza. (pronombre reflexivo)
    • : pronombre reflexivo o adverbio de afirmación:
      • Mi jefe siempre me quiere cerca de . (pronombre)
      • Ya te he repetido mil veces que . (adverbio)
    • si: conjunción condicional:
      • Si me lo hubieras preguntado, te lo hubiera dicho.
    • En cambio, ti nunca lleva acento (), porque no tiene que diferenciarse de ningún ti átono.
    • : sustantivo:
      • Siempre terminas bebiéndote mi taza de .
    • te: pronombre personal y reflexivo:
      • Te lo digo siempre pero nunca me escuchas.
    • tú: pronombre personal:
      • te las das de listo, y luego...
    • tu: adjetivo determinativo posesivo:
      • Tu carta solo ha venido a complicarlo todo.
Volver a la página anterior Subir al principio de la página Ir a la página siguiente
Centro Virtual Cervantes © Instituto Cervantes, . Reservados todos los derechos. cvc@cervantes.es