Centro Virtual Cervantes

El TrujamánRevista diaria de traducción

ISSN: 1885-5806

El Trujamán es una revista diaria del Centro Virtual Cervantes dedicada en exclusiva a la traducción en todos sus aspectos que intenta, de modo sistemático, exponer las reflexiones de los traductores vinculados con la cultura hispánica. Este espacio se abre a todas las especialidades de la traducción: literaria, científica, técnica, administrativa, sin olvidar dos importantes aspectos de la misma: la enseñanza y la historia; asimismo, encontrarán anécdotas y citas. Los autores de los textos son especialistas en cada una de las materias; a pesar de ello, no pretende llegar sólo a los profesionales, sino a cualquier lector curioso e interesado por su lengua y su literatura.

Autores a. s. xx

Versiones dobles de Shakespeare

Por Juan Jesús Zaro

Dentro del abigarrado y diverso corpus de traducciones de obras de Shakespeare al castellano, se ha producido un hecho curioso e inédito relacionado con las distintas variedades de nuestra lengua en su uso como lengua de llegada en las traducciones. Me refiero a las «retraducciones autotraducidas» de obras de Shakespeare, como por ejemplo las de Alfredo Michel Modenessi en México o Miguel Ángel Montezanti en Argentina. Michel Modenessi, reputado traductor de Shakespeare en su país natal, es autor de dos versiones de Love’s Labour’s Lost: una, adaptada a las características del castellano mexicano titulada El vano afán del amor que está, además, impregnada de rasgos culturales del país azteca como el aire a «albur» que permea las intervenciones de algún personaje; otra, en estricto castellano «peninsular», se titula Afanes de amor en vano, y ha sido publicada en el Teatro completo de Shakespeare editado por Ángel Luis Pujante y publicado por Espasa-Calpe.

Por su parte, Miguel Ángel Montezanti publicó hace unos años una versión en castellano rioplatense de los Sonetos de Shakespeare titulada Solo vos sos vos, que ya tuvimos ocasión de comentar en estas mismas páginas. Una versión acogida cálidamente en Argentina, aunque no exenta de alguna crítica lanzada desde el propio país. Lo interesante es que Montezanti ya había publicado una traducción de los Sonetos en la Universidad Nacional de La Plata en 1987, editada de nuevo en 2003, realizada en español «neutro» donde coexistían rasgos propios de la variedad «peninsular» con ciertos elementos léxicos —muy pocos— propios de la rioplatense. Que sepamos, Montezanti no ha vuelto a traducir al castellano «rioplatense»: en su prólogo a su última traducción de Shakespeare, La violación de Lucrecia, justifica pormenorizadamente su regreso a la variedad «neutra» como mejor opción para esta obra, dadas sus especiales características, muy distintas, según él, del tono paródico de los Sonetos.

Tanto las interesantes versiones dobles de Michel Modenessi como el logrado experimento de Montezanti exploran y confirman la posibilidad de realizar dos traducciones a distintas variedades de una misma lengua: un hecho, cuanto menos, infrecuente, y no previsto entre las razones que la teoría de la traducción baraja normalmente para explicar la traducción de obras ya traducidas previamente, o retraducción. Pero esta no es, en absoluto, la conclusión más importante que puede extraerse de su existencia: la particular «diglosia» a la que apuntan estas versiones dobles pone de manifiesto tanto las hegemonías que siguen existiendo dentro de nuestra lengua, como un incipiente cuestionamiento de la supremacía del castellano «neutro», escorado a la variedad «peninsular», utilizado hasta ahora en todo el mundo hispanohablante para traducir a Shakespeare. Una consecuencia más, claramente inesperada, de su universalidad.

Los textos publicados en esta sección no reflejan necesariamente posiciones oficiales del Instituto Cervantes, sino las opiniones de sus correspondientes autores.

Centro Virtual Cervantes © Instituto Cervantes, . Reservados todos los derechos. cvc@cervantes.es