Centro Virtual Cervantes
Arte

Refranero multilingüe > Buscador > Ficha Paremia
Refranero multilingüe

A buen hambre no hay pan duro

Paremia

Tipo: Refrán

Idioma: Español

Enunciado: A buen hambre no hay pan duro

Ideas clave: Hambre - Voluntad - Tolerancia

Significado: Cuando uno está hambriento, ha de comer lo que encuentra y no poner reparos a la calidad de lo que tiene a su alcance o de lo que se le ofrece. En un sentido más amplio, cuando se tiene necesidad, no se pone reparo alguno.

Marcador de uso: Poco usado

Observaciones léxicas: Pan bazo significa «pan de color moreno»; es el pan hecho con harina poco cernida.

Variantes

Enunciado: A buen hambre no hay pan duro, ni falta salsa a ninguno (Santillana 23)

Enunciado: A buen hambre no hay pan malo (Autoridades, «hambre»)

Enunciado: A buen hambre no hay pan malo, ni duro ni bazo

Enunciado: A hambre no hay pan bazo

Enunciado: A gran hambre, no hay pan malo

Enunciado: A gran hambre no hay pan duro

Enunciado: A mucha hambre no hay pan duro

Enunciado: A mucha hambre no hay mal pan

Enunciado: Al buen hambre no hay pan duro (Fuente oral)

Enunciado: A buena hambre, gordas duras (México) (1001 n.º 3)

Enunciado: Con buen hambre no hay mal pan (Colombia,Costa Rica, Ecuador, Guatemala,Nicaragua,Venezuela) (1001 n.º 3)

Sinónimos

Enunciado: A pan de quince días, hambre de tres semanas

Enunciado: A quien tiene hambre, todo a rosquillas le sabe

Enunciado: Al hambre, cualquier cosa bien le sabe

Enunciado: Hambre y sed, la mejor salsa para comer

Enunciado: Hambre larga, nunca repara en salsas

Enunciado: La mejor salsa, el apetito

Enunciado: No hay tal caldo como la salsa de san Bernardo

Enunciado: Para el buen sueño no hay mala cama

Enunciado: Para el buen sueño no hay mala cama. La salsa / de san Bernardo (Vallés1549 nº 2118)

Contextos

Contexto: «Hízose de rogar éste cuanto sufría por una parte la prudencia y exigía por otra el decoro, y teniendo en cuenta sin duda que a buena hambre no hay pan duro, que a falta de pan buenas son tortas, y que más vale pájaro en mano que buitre volando, marchó al fin resignado y majestuoso a representar en tierra extranjera la persona de Alfonso XI» (Luis Coloma, Pequeñeces. Madrid: Cátedra, 1891 = 1987).

Contexto: «Mas que yo, criado en regalo, de padres políticos y curiosos, no sintiese tal engaño, grande fue mi hambre y esta escusa me desculpa. El deseo de comer algo bueno era grande: todo se les hizo a mis ojos pequeño. El traidor del mesonero lo daba destilado: no es maravilla; cuando tuviera defectos mayores, me pareciera banquete formado. ¿No has oído decir que a la hambre no hay mal pan? Digo que se me hizo almíbar y me dejó goloso» (Mateo Alemán, Primera parte del Guzmán de Alfarache. Madrid: Cátedra, 1599 = 1992, p. 192).

Centro Virtual Cervantes © Instituto Cervantes, 1997-2014. Reservados todos los derechos. cvc@cervantes.es