Centro Virtual Cervantes
Lengua

Al habla > Museo de los horrores > Deleznable y despreciable (22 de 64)
Al habla

*

Museo de los horrores

Deleznable y despreciable

Nos han enviado desde Zaragoza el siguiente comentario:

Me gustaría que comentaran el uso masivo que se da actualmente en las tertulias radiofónicas del término deleznable, usado como sustituto de detestable o rechazable. Así, suelen decir:
—Es deleznable lo que ha dicho el presidente.

Leonardo Gómez Torrego en su Léxico del español actual: uso y norma (Madrid, 1995), ya indicaba cómo deleznable no significaba ‘rechazable, digno de repulsa o reprobable’, pero ya anunciaba al final de su trabajo:

No obstante, los significados de ‘reprobable’ o ‘abominable’ están muy extendidos. Podría recogerlos el diccionario académico.

Y, de hecho, así ha sucedido. El Diccionario de la Real Academia Española ya incluye esta acepción junto con las que ya tenía esta palabra, es más, aparece como la primera acepción:

deleznable. 1. Despreciable, de poco valor. || 2. Poco durable, inconsistente, de poca resistencia. || 3. Que se rompe, disgrega o deshace fácilmente. || 4. Que se desliza y resbala con mucha facilidad.

De este modo, la frase enviada desde Zaragoza ha terminado por ser correcta, aunque también es cierto que podrían usarse otras formas, como:

  • Es despreciable lo que ha dicho el presidente.
  • Es reprobable lo que ha dicho el presidente.
Volver a la página anterior Subir al principio de la página Ir a la página siguiente
Centro Virtual Cervantes © Instituto Cervantes, . Reservados todos los derechos. cvc@cervantes.es