Centro Virtual Cervantes
Lengua

Al habla > Museo de los horrores > Puntual: acuerdos puntuales (52 de 64)
Al habla

*

Museo de los horrores

Puntual: acuerdos puntuales

Así define el Diccionario de la Real Academia la palabra puntual:

Puntual: 1. Pronto, diligente, exacto en hacer las cosas a su tiempo y sin dilatarlas. 2. Indubitable, cierto. 3. Conforme, conveniente, adecuado. 4. Que llega a un lugar o parte de él a la hora convenida. 5. Perteneciente o relativo al punto.

Como adverbio, puntual significa «a tiempo, a la hora prevista». Por ejemplo:

  • Tú siempre llegas puntual, y yo tarde.

En el Diccionario panhispánico de dudas se especifica además que

no hay por qué censurar su empleo, muy extendido hoy, con el sentido de 'aislado o concreto, limitado a un caso individual': «Es posible que se trate de un problema puntual, muy preciso y concreto» (Quezada Mensaje [Chile 1992]).

Álvaro García Meseguer envía el siguiente comentario, en el que asimila el punto del que habla la definición del Diccionario de la Real Academia Española, con uno de los «puntos del orden del día» que se tratan en una reunión:

Dado que la acepción 5 de puntual en el DRAE es «perteneciente o relativo al punto» y dado que, cuando varios discuten de un tema complejo, ese tema puede considerarse formado por diversos puntos (en el sentido de «puntos del orden del día») y puede suceder que tan solo se alcance acuerdo en uno de los puntos y no en los otros, pienso que, en tal situación, decir «se alcanzó un acuerdo puntual» (relativo al punto 3.º del orden del día) es perfectamente académico.

 

Volver a la página anterior Subir al principio de la página Ir a la página siguiente
Centro Virtual Cervantes © Instituto Cervantes, . Reservados todos los derechos. cvc@cervantes.es