Centro Virtual Cervantes
Enseñanza

Biblioteca del profesor > Reseñas > Índice para profesores > E. Gascón
Reseñas de manuales de gramática

Manual del buen uso del español, de Eugenio Gascón Martín

Reseña de Francisca Torrente Sánchez-Guisande

Funcionalidad

Se trata de un manual normativo del buen uso de la lengua española, que abarca los campos ortográfico, morfosintáctico y léxico, y cuyo objetivo es ofrecer a los hablantes de español, nativos y extranjeros, una guía de lo que se debe o no se debe decir o escribir. Sigue la doctrina de la Real Academia de la Lengua, ampliada en algunos puntos con enfoques e interpretaciones de otros autores, incluidos todos en la bibliografía final. No abundan las exposiciones teóricas, puesto que pretende ser un manual práctico, de fácil consulta, sin exceso de erudición y con una terminología asequible al gran público. Opta por una presentación contrastiva, basada en la oposición (se debe decir así)/no (no se debe decir así), que el autor considera la más adecuada a la hora de ayudar al lector a elegir, en un determinado momento, la expresión correcta. Los ejemplos son en su mayor parte de cosecha propia, aunque algunos los toma de conversaciones oídas, de los medios de comunicación o del habla de los políticos, sin citar nunca las fuentes.

Destinatarios

Esta obra está dirigida a todos aquellos lectores que posean un nivel cultural medio/alto, especialmente a profesores y educadores, profesionales de los medios de comunicación y estudiantes de instituto y universidad. Puede resultar muy útil también para lectores no nativos, sean o no estudiantes de español, que posean un buen conocimiento de nuestro idioma y deseen perfeccionarlo o necesiten resolver dudas. La terminología gramatical que se utiliza es la tradicional, sin más tecnicismos que los necesarios, y las descripciones y normas de uso están expuestas de manera clara, sencilla y ordenada, con numerosos ejemplos y listas que confrontan lo correcto o recomendable con lo incorrecto o simplemente admisible.

División interna

La obra está dividida en tres partes: ortografía, gramática y vocabulario. En la primera se exponen los principales aspectos y reglas de la ortografía del español; incluye las últimas reformas de la RAE, aunque en algunos casos el autor muestra su discrepancia con la norma oficial y ofrece al lector sus propias recomendaciones de uso. La segunda parte lleva a cabo una descripción bastante detallada de las formas y funciones de las distintas categorías gramaticales (preposiciones; nombre: género y número; artículo; pronombres personales, relativos, demostrativos, posesivos, numerales, indefinidos e interrogativos; adjetivo; adverbio; verbo), insistiendo siempre en lo que no se debe decir aunque efectivamente se diga. Se ocupa también, sin que se pueda hablar de una verdadera descripción sintáctica, de los mecanismos que permiten construir oraciones, centrándose en el reconocimiento y solución de los errores que más frecuentemente se cometen durante ese proceso; así, tratan algunos de los problemas ligados a la coordinación y la subordinación, a la concordancia y al orden de las palabras. La tercera parte está dedicada al léxico y consiste básicamente en listas de vulgarismos fonéticos y ortográficos, extranjerismos, neologismos innecesarios, y prefijos y sufijos mal usados, siempre con la forma correcta o recomendable al lado de la que hay que rechazar. El libro cuenta con dos índices. El primero es un índice general, colocado al principio del volumen, en el que se recogen de manera muy detallada las partes, capítulos y epígrafes de que consta la obra; es un índice muy completo que permite al lector realizar con facilidad sus consultas. El segundo es un índice de materias; está colocado al final y en él se relacionan palabras, construcciones y fenómenos lingüísticos y se remite a las páginas en las que se hace referencia a ellos. La obra cuenta además con una bibliografía bastante extensa, que incluye estudios generales y misceláneas sobre español correcto; manuales de ortografía; compendios y estudios gramaticales; estudios sobre léxico; y diccionarios.

Perspectiva de análisis lingüístico

La descripción lingüística que sigue el autor del presente manual responde fielmente a los postulados de la tradición gramatical española, tanto en la presentación de contenidos como en la terminología utilizada. Al tratarse de un manual de español correcto, su objetivo es acercar al lector lo más posible a las normas fonéticas, ortográficas, morfosintácticas y léxicas. Para ello toma como punto de referencia la doctrina de la RAE, aunque en ocasiones la matiza, la amplía o la discute. Esto sucede, por ejemplo, en cuestiones relacionadas con la acentuación (aconseja la colocación de la tilde en los pronombres demostrativos y el adverbio sólo), con el uso de la preposición a ante el complemento directo (rechaza su uso con los nombres de ciudades) o con el uso que se hace habitualmente de algunos extranjerismos (broker, heavy, playback, rap, walkman, etc.), que, aun careciendo de un término equivalente en nuestra lengua, no están recogidos en la última edición del DRAE, ni con su forma original ni adaptados a nuestra fonética; nuestro autor considera su uso aceptable. Suele mencionar usos extendidos en Hispanoamérica que contradicen la norma del español peninsular, aunque no lo hace en todas las ocasiones (véase, por ejemplo, las consideraciones sobre delante y adelante, detrás y atrás), y sorprende especialmente su recomendación acerca del uso de quien en las subordinadas relativas con función adjetiva, pronombre relativo sobre el cual afirma que no debe usarse cuando no lleva preposición delante, ni siquiera en el caso de las subordinadas explicativas, por lo cual considera gramaticalmente incorrecta la frase «Ángela María, quien no sabía nada, se llevó un susto». Por otro lado, las descripciones gramaticales son breves, claras y concisas; tras las exposiciones de cuadros morfológicos, normas de uso, reglas de concordancia, etc., enumera uno por uno los casos más problemáticos o que en el español actual presentan más desviaciones de la norma, proponiendo numerosos ejemplos tanto de la forma o construcción gramaticalmente incorrecta o poco aconsejable como de las posibilidades para evitar el error o uso inapropiado. Sigue, como ya se ha señalado más arriba, un método contrastivo sí/no, lo cual resulta un gran acierto y permite que el manual cumpla acertadamente su función como obra para resolver dudas y corregir errores gramaticales o de léxico, incluso en el caso de lectores poco acostumbrados a realizar esta clase de consultas.

Utilidad para la enseñanza o el aprendizaje del ELE

Aunque el manual no está destinado específicamente para su uso en el aula de ELE, tampoco excluye de entre sus posibles lectores a los estudiantes extranjeros de español, y a estos hace referencia explícita cuando trata determinadas cuestiones que les afectan especialmente, como por ejemplo la tendencia que muchos de ellos, acostumbrados a los usos pronominales de su propia lengua, tienen a utilizar innecesariamente el pronombre sujeto. El profesor de ELE de cursos superiores encontrará en estas páginas un excelente material para estimular en el estudiante reflexiones metalingüísticas sobre sus incorrecciones y errores, muchos ya fosilizados (usos del indicativo en lugar del subjuntivo; usos incorrectos del gerundio; uso inapropiado de los posesivos con las partes del cuerpo; etc.). En este sentido, resultan también muy útiles las consideraciones que hace el autor sobre el origen de muchos usos indebidos (palabras, expresiones o construcciones) que en realidad son calco de otras lenguas, lo cual ayudará al alumno a evitarlos y a usar la forma o la estructura propia del español. Por otro lado, las numerosas listas de verbos, sustantivos y adjetivos con su régimen preposicional; de sustantivos con doble género y significado distinto; de plurales conflictivos; de participios irregulares y verbos con doble participio; de verbos defectivos, etc., serán de gran utilidad tanto para el profesor como para el alumno, al igual que todos los apartados en los que se tratan cuestiones relacionadas con la conjugación de los verbos. Hay que señalar que la redacción clara y sencilla y la cuidada organización de los contenidos facilitan enormemente al estudiante extranjero la consulta del libro.

Actividades

Actividad 1

En algunas de las siguientes frases se usan de manera inadecuada los pronombres relativos. Después de consultar las páginas del manual que tratan esta cuestión, señala en qué frases sucede, cuál es el uso gramaticalmente incorrecto y cómo se puede resolver.

  1. Me han cobrado doscientos euros, que me parece un atraco a mano armada.
  2. Es una torre desde la cual se ve toda la ciudad.
  3. He conocido a una chica que sus padres son millonarios.
  4. Es la contaminación ambiental quien tiene la culpa del cambio climático.
  5. Es por eso que no pude hacerlo antes.
  6. Tengo un bolígrafo con el que siempre firmo.

Ver soluciones

A. Frase incorrecta. El antecedente del relativo que es la oración que lo precede, por lo cual es necesario anteponerle el artículo neutro lo. Frase correcta: «Me han cobrado doscientos euros, lo que (lo cual) me parece un atraco a mano armada». B. Frase correcta. C. Frase incorrecta. Existe un pronombre relativo, cuyo, con valor posesivo, que es el que habría que utilizar en esta frase: «He conocido a una chica cuyos padres son millonarios». Como alternativa, y dado que cuyo se usa más bien poco, puede optarse por expresar la idea de posesión con el verbo tener: «He conocido a una chica que tiene unos padres millonarios». D. Frase incorrecta. El relativo quien solo puede referirse a personas. Frase correcta: «Es la contaminación ambiental la que tiene la culpa del cambio climático». E. Frase incorrecta. Esta construcción es un galicismo; en español es necesario repetir la preposición por y añadir el artículo: «Es por eso por lo que no pude hacerlo antes». Sin embargo, este tipo de construcciones se emplea mucho en Hispanoamérica. G. Frase correcta.

Actividad 2

Lee en el manual el apartado dedicado a los posesivos. ¿Qué soluciones propone el autor para evitar la ambigüedad de las formas de tercera persona su, sus y suyo en ejemplos como los que siguen?

  1. Juanito habló con Rosa en su casa.
  2. He reflexionado sobre la falta de entendimiento entre usted y su jefe, y me parece que la razón es suya.

Ver soluciones

En la oración A, para evitar la ambigüedad puede emplearse un orden oracional más adecuado: «Juanito habló en su casa con Rosa», o puede añadirse un demostrativo anafórico: «Juanito habló con Rosa en casa de ésta»; en la oración B puede utilizarse, en lugar del posesivo, la preposición de + el pronombre personal que corresponde (él, ella, ellos, usted, etc.): «He reflexionado sobre la falta de entendimiento entre usted y su jefe, y me parece que la razón es de usted».

Actividad 3

Los extranjerismos de la columna de la izquierda no están recogidos en el Diccionario de la Real Academia. Busca en la columna de la derecha la forma propia de nuestra lengua que es aconsejable usar en cada caso.

  • Amateur
  • Bistró
  • Brioche
  • Compact disc
  • Fast food
  • Garçon
  • Marron glacé
  • Nurse
  • Okey
  • Part-time
  • Picnic
  • Speaker
  • Toilette
  • Week-end
  • Aseo
  • Taberna
  • Camarero
  • Aficionado
  • Locutor
  • Merienda campestre
  • Disco compacto
  • Bollo
  • Comida rápida
  • Castaña confitada
  • De acuerdo
  • Fin de semana
  • Media jornada
  • Niñera

Ver soluciones

Amateur
Aficionado
Bistró
Taberna
Brioche
Bollo
Compact disc
Disco compacto
Fast food
Comida rápida
Garçon
Camarero
Marron glacé
Castaña confitada
Nurse
Niñera
Okey
De acuerdo
Part-time
Media jornada
Picnic
Merienda campestre
Speaker
Locutor
Toilette
Aseo
Week-end
Fin de semana
Cubierta del «Manual del buen uso del español», de Eugenio Gascón Martín

Referencia bibliográfica

Gascón Martín, Eugenio, Manual del buen uso del español, Castalia. Primera edición: Madrid, 1999; Segunda edición corregida y aumentada: Madrid, 2004. 575 páginas.

flecha a la izquierda (anterior) flecha hacia arriba (subir) flecha a la derecha (siguiente)
Centro Virtual Cervantes © Instituto Cervantes, . Reservados todos los derechos. cvc@cervantes.es