Centro Virtual Cervantes
Enseñanza

Biblioteca del profesor > Reseñas > Índice para profesores > J. Alcina y J. M. Blecua
Reseñas de manuales de gramática

Gramática española, de Juan Alcina Franch y José Manuel Blecua

Reseña de Francisca Torrente Sánchez-Guisande

Funcionalidad

Publicada en 1975, esta gramática, a la par que realiza una descripción detallada del sistema de la lengua utilizando como marco teórico un, en palabras de sus autores, «estructuralismo moderado», recoge y sintetiza los trabajos más importantes sobre la lengua española publicados hasta la fecha de redacción, incluida la mayor parte de los estudios de nuestra tradición gramatical. La descripción abarca la fonética y la fonología, la morfología y la sintaxis. No hay pretensiones normativas aunque sí didácticas, por lo que las normas de uso se han sustituido por indicaciones de frecuencia y registro. La lengua que se toma como modelo es el español culto peninsular.

Destinatarios

Este libro está destinado primordialmente a los estudiantes de Filología y a los profesores de lengua española, que pueden utilizarlo como manual para el estudio o como obra de consulta. Los lectores deben contar con sólidos conocimientos tanto de la terminología de la tradición lingüística española como de la del estructuralismo, lo cual, unido a la redacción en numerosos casos densa y compleja y a la exhaustividad en la exposición de contenidos teóricos, hacen que esta obra no sea aconsejable para estudiantes extranjeros, a excepción de los universitarios de disciplinas lingüísticas, aunque sí para los profesores de ELE, nativos y extranjeros. Se trata sin embargo de una obra de referencia fundamental para la investigación y para los estudiosos de la lengua española.

División interna

La obra trata cuatro aspectos de la gramática (Introducción histórica y teórica; Fonética y Fonología; Morfología; y Sintaxis) que se desarrollan a lo largo de 10 capítulos de extensión variable. La introducción histórica presenta un panorama bastante conciso y resumido de las principales cuestiones teóricas surgidas a lo largo de la historia de la lingüística y de sus repercusiones en los estudios sobre la lengua española, y alcanza hasta el año 1973. El único capítulo dedicado a la fonética y a la fonología realiza una descripción amplia y detallada de los conocimientos en esos dos campos: sonido, transcripción fonética, clasificación de los sonidos, fonema, combinaciones de fonemas, sílaba, vocales y consonantes, segmentos fónicos y rasgos suprasegmentales. Las exposiciones dedicadas a la morfología se reparten en cinco capítulos; en el primero se exponen las bases teóricas del estudio, y en los cuatro siguientes se analizan las clases de palabras: el nombre (sustantivo; adjetivo; los categorizadores nominales de género, número y artículo; la gradación del adjetivo), el pronombre y el adverbio (clases de pronombres: personales; posesivos; demostrativos; locativos; cuantitativos; gradativos; existenciales; intensivos; numerales; identificativos; relativos; clases de adverbios: de base lexemática; prepositivos; pronominales y otros), el verbo (formas no personales: infinitivo, gerundio y participio; formas personales: el modo, el aspecto, el tiempo; conjugación de los verbos regulares e irregulares; usos de las formas verbales del indicativo y el subjuntivo; el imperativo) y la interjección y las partículas (interjección; preposición; conjunción). La sintaxis se describe en los cuatro capítulos finales de la obra. Tras exponer algunas nociones de sintaxis elemental, como los conceptos de enunciado, oración y frase; definir y clasificar los elementos de la oración (verbo, sujeto, integrables, predicativos, etc.); describir los esquemas básicos primarios (impersonales, transitivos, intransitivos y atributivos), secundarios (reflexivos, mediales, pasivo reflejos e impersonal reflejos) y básicos transformados (negativos e interrogativos); y exponer las funciones del sustantivo y el adjetivo, pasa a tratar la sintaxis compuesta, centrándose en la subordinación con que (anunciativo, relativo y valorativo), con como y con otros relativos; y con si; en la yuxtaposición (incluye las construcciones con mientras y otras palabras con valor temporal); en la coordinación (copulativa, disyuntiva y adversativa) y en la sintaxis de la frase sin verbo en forma personal. El Índice, que aparece al final de la obra, se limita, en la primera edición, a enumerar los títulos de los 10 capítulos; a partir de la segunda edición, la obra cuenta con un índice detallado que refleja perfectamente su división interna. Por otro lado, el Índice Alfabético, que no es muy exhaustivo, permite realizar búsquedas tanto de términos metalingüísticos como de palabras de relevancia gramatical o de gramáticos citados en el texto. Los números que los acompañan son los de los epígrafes donde aparecen nombrados. La obra cuenta también con una Relación de autores y ediciones de las obras de donde han sido tomados los ejemplos y con una Bibliografía.

Perspectiva de análisis lingüístico

En este manual de gramática española se lleva a cabo una descripción minuciosa y exhaustiva del sistema de la lengua española en sus tres niveles fonológico, morfológico y sintáctico. El capítulo dedicado a la Fonética y Fonología, redactado por José Manuel Blecua, se asienta, como el resto de la obra, sobre teorías de base funcionalista, y evidencia una deuda confesada del autor con Emilio Alarcos; ofrece un panorama muy completo sobre esta parte de la gramática, visión que incorpora todos los avances, incluso científicos, que en este campo existían en el momento de su redacción, y se tienen muy en cuenta las aportaciones de otros maestros como Navarro Tomás y Gili Gaya. La descripción del sistema fonológico del español es fundamentalmente sincrónica, aunque en ciertos casos (yeísmo, b/v, etc.) se recurre a los sistemas anteriores para explicar la situación actual. En determinados casos (seseo y ceceo, yeísmo, etc.) se completa con interesantes informaciones sobre la distribución geográfica de los fenómenos. La Morfología y la Sintaxis son obra de Juan Alcina Franch. El estructuralismo moderado declarado por los autores como enfoque metodológico de partida se refleja también en la descripción eminentemente formalista y funcional que se lleva a cabo en estas dos partes, descripción que se completa con un amplísimo inventario de usos y extensas interpretaciones semánticas de los distintos fenómenos. En las frecuentes exposiciones de usos y ejemplos se recurre con frecuencia a las observaciones y materiales recogidos por gramáticos de otras escuelas, especialmente Bello y Fernández Ramírez. Los ejemplos están extraídos en su mayor parte de obras literarias de autores predominantemente peninsulares de los siglos xix y xx, aunque no faltan muestras de obras clásicas. Con cierta frecuencia se reproducen ejemplos aportados por otros gramáticos. Por otro lado, los distintos aspectos gramáticales estudiados cuentan siempre con una extensa bibliografía de referencia, en muchos casos de autores extranjeros, que se presenta siempre citada a pie de página.

Utilidad para la enseñanza o el aprendizaje del ELE

Al profesor de ELE puede resultarle muy útil la sistematización fonológica de este volumen, que incluye, además de la descripción de las características articulatorias, distribucionales y funcionales de los fonemas de nuestra lengua, incluidas las variantes y alófonos, interesantes y detalladas consideraciones sobre algunas cuestiones que pueden ayudarle a resolver las dudas que se le plantean al alumnado en cuanto a la pronunciación, como pueden ser la confluencia de la b y la v en el castellano; las diferentes realizaciones de la –d final; los distintos tipos de s en el español y su aspiración y pérdida en algunas zonas; la pronunciación de la y, la ll y el yeísmo; las diferentes pronunciaciones de la x, etc., además de las exposiciones relacionadas con los rasgos suprasegmentales, especialmente en cuanto a la entonación (enunciativa, interrogativa, volitiva, etc.). Se describe la pronunciación culta peninsular, con indicaciones sobre el registro y sobre las variantes geográficas tanto peninsulares como americanas. Por lo que se refiere a la morfología, son muy completas todas las descripciones, pero el profesor de ELE podrá aprovechar para sus clases especialmente las referidas al género y al número, los inventarios de formas lexicalizadas con pronombres (personales: habérselas con; locativos: de acá para allá; etc.), las agrupaciones posibles de determinadas palabras (otro, todo, etc.), las explicaciones de los pronombres existenciales alguien/nadie/alguno/ninguno, toda la descripción del adverbio, el paradigma de la conjugación irregular, etc. Por lo que respecta a la sintaxis, la principal utilidad de esta gramática se encuentra quizá en los extensos inventarios de usos de determinados fenómenos, así como en las listas de verbos agrupados según los esquemas que pueden recibir en la comunicación (impersonales, transitivos, intransitivos, etc.), que sin duda resultarán de gran provecho tanto para el profesor de cursos superiores como para el profesor no nativo, al igual que el intento de describir y clasificar las construcciones con ser y estar, con algunas reflexiones muy interesantes. Por ejemplo, las construcciones con que (anunciativo, relativo o valorativo), con como, con quien, con cual, con si, etc., reciben un tratamiento muy detallado con numerosos ejemplos de uso, algunos de los cuales, como los usos de pues o pero iniciales, resultan muy actuales y útiles. El alumno de ELE, incluido el de cursos superiores, difícilmente podrá comprender la mayoría de las explicaciones de este libro, ni siquiera las que se limitan a aspectos puntuales de la gramática.

Actividades

Actividad 1

Consulta en el apartado correspondiente (puedes utilizar el Índice Alfabético) la información que proporciona el manual sobre la pronunciación del grafema X. A continuación, señala si las siguientes informaciones son verdaderas (V) o falsas (F).

  1. Históricamente, la X equivale al grupo ks
  2. En la mayoría de los hablantes, la pronunciación se ajusta al valor literal que este grupo representa
  3. La tendencia es pronunciar el grafema X como s ante consonante (explicar)
  4. En posición intervocálica, la pronunciación es a veces como s y a veces como s precedida de un g sorda muy debilitada
  5. La X no se aspira en ninguna zona de la península
  6. En los vocablos cultos en que la X aparece en posición inicial, es importante pronunciar claramente la k
  7. En América la pronunciación de este grafema es exactamente igual a la pronunciación peninsular

Ver soluciones

El epígrafe que hay que consultar es el 2.5.20.

1: V; 2: F, solo en la dicción culta y enfática se ajusta a ese valor; 3: V; 4: V; 5: F, se aspira en las zonas de aspiración de la -s; 6: F, en la pronunciación normal se pronuncia como una s-; 7: F, en muchas zonas se pronuncia la X como ks por influjo de lenguas indígenas en las que existe la misma combinación.

Actividad 2

Uno de los cuatro esquemas básicos de la oración simple es el esquema impersonal, que no tiene sujeto. Consultando el manual en la sección correspondiente (puedes buscar el epígrafe concreto en el Índice Alfabético), explica cuáles son los verbos que con mayor frecuencia se emplean en este tipo de esquemas.

Ver soluciones

Los epígrafes que hay que consultar son el 7.4.1 y 7.4.1.1.

  1. Los verbos meteorológicos, a los que Bello denominó unipersonales y que son los que expresan fenómenos de la naturaleza (llover, tronar, helar, nevar, amanecer, etc.). Se emplean siempre en tercera persona del singular. Algunos cuentan con otros usos (amanecer y anochecer con sujeto animado poseen otro significado; tronar, llover o helar pueden emplearse con sujeto de cosa en construcción intransitiva)
  2. El verbo haber es siempre impersonal salvo en su uso como auxiliar y en construcciones como habérselas con alguien.
  3. El verbo hacer se emplea en construcción impersonal con complemento directo integrable. El C. D. expresa medida de tiempo o nombres como calor, frío, día, tiempo, etc. Con se admite elementos adverbiales como de día, de noche, etc. (Se hace de noche)
  4. El verbo bastar conoce una construcción impersonal con un elemento regido prepositivo introducido por la preposición con. También conoce una construcción intransitiva.
  5. Tradicionalmente se consideran construcciones impersonales las que se forman con el verbo ser y un elemento autónomo de tiempo como temprano, tarde, de día, de noche, etc.
Cubierta del manual «Gramática española», de Juan Alcina Franch y José Manuel Blecua

Referencia bibliográfica

Alcina Franch, Juan, y Blecua Perdices, José Manuel, Gramática española. Primera edición: Barcelona, Ariel, 1975. Décima edición: Barcelona, Ariel, 1998. 1.274 páginas.

flecha a la izquierda (anterior) flecha hacia arriba (subir) flecha a la derecha (siguiente)
Centro Virtual Cervantes © Instituto Cervantes, . Reservados todos los derechos. cvc@cervantes.es