Centro Virtual Cervantes
Enseñanza

Biblioteca del profesor > Reseñas > Índice para profesores > E. Alarcos
Reseñas de manuales de gramática

Gramática de la lengua española, de Emilio Alarcos Llorach

Reseña de Mario Gómez del Estal Villarino

Funcionalidad

Hasta la publicación en 2009 de la Nueva gramática de la lengua española de la RAE, el presente texto venía siendo considerado la norma del español más cercana a dicha institución junto con el Esbozo. Publicada bajo los auspicios de la Real Academia, el autor declara, sin embargo, que la norma que en ella se refleja es exclusivamente de su incumbencia, esto es, no necesariamente coincidente con la de la Academia. Eso no le impide en absoluto mostrar rigor y claridad en la descripción de los hechos lingüísticos, que recogen abundantes variedades hispanoamericanas, aunque sea palpable la inclinación personal del autor, que él mismo reconoce, por la norma peninsular castellana. Por otro lado, presenta un marcado carácter didáctico en su exposición, relacionando con claridad aquellos aspectos relevantes del lenguaje humano con sus consecuencias observables en los fenómenos concretos de la lengua española.

Destinatarios

Como el propio autor reconoce, solo los que hayan alcanzado el grado de bachiller podrán seguir tanto la argumentación como la exposición que presenta su libro. En consecuencia, aprovecha las posibilidades que ofrece la terminología gramatical de la tradición lingüística española en lo que atañe a la clasificación morfológica y la función sintáctica (sustantivo, adjetivo, artículo, sujeto, predicado, objeto directo, etc.), aunque incorporando las contribuciones conceptuales del estructuralismo (morfema, suplemento, adyacente, etc.), sin perderse en nomenclaturas más específicas que dificultarían la lectura o consulta del presente manual por parte de público no especializado. Hay que destacar que la nomenclatura empleada para la descripción de los tiempos verbales sea la introducida por Andrés Bello hace más de siglo y medio, de especial utilidad para el aula de ELE por la transparencia de sus denominaciones.

División interna

Este manual cuenta con dos índices: uno general, al comienzo del libro, y otro temático, al final. El Índice General detalla la sucesiva división en bloques temáticos, capítulos y apartados. Cada uno de ellos cuenta con una numeración que remite a la página del libro donde se inicia su exposición. A continuación presentamos los tres bloques temáticos en que se encuentra dividido el libro, junto con sus principales capítulos entre paréntesis:

  • Fonología, donde se exponen con sencillez las cuestiones básicas de la fonología española (fonemas, sílabas, acento y entonación),
  • Las unidades en el enunciado: forma y función, que incluye la descripción morfosintáctica de las diferentes clases de palabras (sustantivos, adjetivos, demostrativos, posesivos, relativos, interrogativos, indefinidos, numerales, adverbios, verbos, pronombres, preposiciones, conjunciones e interjecciones),
  • Estructura de los enunciados: oraciones y frases, que incluye la descripción sintáctica de las diferentes funciones oracionales (núcleo verbal y adyacentes: sujeto, objeto directo, objeto preposicional, objeto indirecto, adyacente circunstancial y atributos), de las oraciones complejas (coordinadas y subordinadas: sustantivas, adjetivas, comparativas, consecutivas, adverbiales, causales, finales, concesivas y condicionales) y de las frases o enunciados sin núcleo verbal.

Independiente de esta división, el libro presenta una ordenación en párrafos numerados correlativamente que facilita las frecuentes referencias a otras partes del texto. Por otro lado, el Índice Temático que se encuentra al final del libro, aunque no muy exhaustivo, permite realizar búsquedas tanto de términos metalingüísticos, en su inmensa mayoría, como de palabras de relevancia gramatical. Los números que los acompañan son los de los párrafos donde aparecen citados.

Perspectiva de análisis lingüístico

Emilio Alarcos Llorach es el introductor y máximo representante del estructuralismo lingüístico en nuestro país, también conocido como funcionalismo. Su perspectiva de análisis del lenguaje, aun partiendo de las aportaciones de Ferdinand de Saussure, tiene como referentes principales a sus tres grandes maestros: Hjmeslev, Martinet y Jakobson. Las dos pretensiones principales del estructuralismo en el estudio de las lenguas y del lenguaje son, por un lado, la descripción sincrónica de la lengua y, por otro, la descripción estructural y funcional del signo lingüístico. Estas dos características son bien palpables en la obra que estamos reseñando. Así, la descripción sincrónica es observable en varios niveles: en el sistema de lengua analizado (el castellano culto del siglo xx), en la perspectiva de descripción (ciega a la evolución histórica de la lengua) y en los autores literarios (casi todos del siglo xx) escogidos más como fuentes documentales de ejemplos de uso efectivo de la lengua que como autoridades lingüísticas. Por su parte, la descripción estructural y funcional es apreciable a lo largo de toda la obra en numerosos aspectos, como por ejemplo, en la cuidadosa atención prestada al intento de clasificación en rasgos distintivos de los diferentes subsistemas (vocálico y consonántico; demostrativos; relativos e interrogativos; indefinidos; etc.); o en el análisis simultáneo de los ejes paradigmático (formas) y sintagmático (funciones); o, en fin, y de un modo más abstracto, en el hecho de que se parta de un enfoque deductivo de la gramática, con unas funciones generales que se concretan de una determinada manera en la lengua española. El análisis estructuralista también es evidente en la menor relevancia que se concede al significado y al contexto, aunque en varias ocasiones se hace uso de la técnica de los pares dialogales para afinar las explicaciones estructurales o funcionales.

Utilidad para la enseñanza o el aprendizaje del ELE

La principal utilidad de esta Gramática de la lengua española estriba en su carácter normativo, es decir, en lo que tiene de informativa acerca de las variantes dialectales que los hablantes cultos actuales reconocen como propias de su idiolecto. Dentro del campo de la enseñanza de nuestra lengua a extranjeros esta información no es en absoluto desdeñable por varios motivos, siendo el primordial la preocupación que muestran numerosos estudiantes por el conocimiento y manejo de la norma culta como modo de zanjar la cuestión de la equivalencia funcional y de uso de diferentes registros o de diferentes variantes. El manual ofrece la versión más cercana a la Academia de diferentes fenómenos de uso corriente: loísmo, laísmo y leísmo; las formas en –ra o –se del pretérito imperfecto o pluscuamperfecto de subjuntivo; variantes de género, número o forma; régimen de construcción; etc. Otra gran ventaja es que presenta, en un volumen muy manejable, una gran cantidad de información metalingüística de aprendizaje común en el aula de español o en el aprendizaje autónomo, como son las listas completas de las formas y funciones de diferentes subsistemas, acompañadas de abundantes ejemplos literarios (tiempos y modos verbales, preposiciones, conjunciones, etc.). Es de reseñar aquí la extensa descripción de la conjugación verbal española, a la que se dedican veintiocho páginas, muy útil tanto para el profesor como para el estudiante. Merecen mención aparte tanto el análisis como la nomenclatura empleados en la exposición de los diferentes tiempos del sistema verbal: el primero, por su acertada referencia a la ‘perspectiva temporal del hablante’ frente al ‘tiempo real’ como modo de penetrar en las diferencias de uso entre los distintos tiempos verbales, que muchos profesores todavía confunden en su intento de comprensión del sistema verbal; la segunda, por la decisión del autor de adoptar la que inventó Andrés Bello allá por el siglo xix, de muchísima mayor claridad que la tradicional (que, en ciertos casos, llega a inducir a error) por la transparencia denotativa de sus términos (antepresente, para el tradicional pretérito perfecto; copretérito, para el pretérito imperfecto; pospretérito, para el condicional; etc.). Es de esperar que, gracias al prestigio renovado que le concede esta Gramática, la nomenclatura de Bello se extienda por las aulas y libros de ELE.

Actividades

Actividad 1

Consultando los apartados 262-265, dedicados a los pronombres átonos de tercera persona, puedes responder a las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuáles son los usos de esos pronombres que recomienda el manual?
  2. ¿Qué son el leísmo, el laísmo y el loísmo?
  3. ¿Cuál de estos tres fenómenos acepta Alarcos, aunque no recomienda?

Ver soluciones

  1. El manual recomienda el uso etimológico: lo, la, los y las para la función de objeto directo y le y les para la de objeto indirecto.
  2. El leísmo consiste, según el manual, «en el empleo de le, y con menor frecuencia de su plural les, como referentes de la función de objeto directo». El laísmo, por su parte, «consiste en generalizar la y las para las referencias a sustantivos femeninos en la función de objeto indirecto». El loísmo, finalmente, «consiste en el uso de lo y los en la función de objeto indirecto cuando el sustantivo elidido es del género masculino».
  3. El leísmo y, en menor grado, el laísmo.

Actividad 2

Busca en el índice temático las entradas ‘ante-presente’ y ‘ante-futuro’ y consulta los párrafos a los que remite: ¿a qué tiempos verbales tradicionales aluden? ¿Qué relación hay entre la denominación de Bello y la explicación que da Alarcos de su funcionalidad?

Ver soluciones

El antepresente se corresponde con el pretérito perfecto y el antefuturo con el futuro perfecto. El primero añade, respecto del presente, un morfema de anterioridad; el segundo hace lo propio respecto del futuro.

Cubierta del manual «Gramática de la lengua española», de Emilio Alarcos Llorach

Referencia bibliográfica

Alarcos Llorach, Emilio, Gramática de la lengua española, Real Academia Española, Colección Nebrija y Bello. Primera y última edición: Madrid, Espasa Calpe, 1994.

flecha a la izquierda (anterior) flecha hacia arriba (subir) flecha a la derecha (siguiente)
Centro Virtual Cervantes © Instituto Cervantes, . Reservados todos los derechos. cvc@cervantes.es