Centro Virtual Cervantes

Diccionario de términos clave de ELE

Procedimientos de composición

Se entiende por procedimientos de composición el conjunto de procesos y acciones que desarrolla una persona desde que le surge la necesidad de producir un texto hasta que lo da por acabado. El término, por tanto, se refiere a las distintas formas en que el autor puede escribir, los procesos que activará, las técnicas que usará y el orden en que hará uso de ellas. Conviene precisar que se usa el término composición para referirse a escritura y expresión escrita, aunque se diferencia de éstas en que incluye tanto el producto resultante (el escrito) como su proceso de elaboración.

La existencia de distintos procedimientos de composición depende de diversos factores, como la presencia o ausencia de los procesos cognitivos implicados, su uso en mayor o menor medida y el orden en que se hace, el medio con el que se escribe, la presencia o ausencia de la función epistémico (es decir, durante la composición, el escritor adquiere un conocimiento que antes no tenía), el papel que desempeña el profesor en este proceso, y la presencia o ausencia de la interacción oral durante el proceso.

Según el modelo de Hayes (1996), en la composición se distinguen tres procesos cognitivos básicos: la interpretación, la reflexión y la textualización, que a su vez incluyen otros subprocesos más específicos. Las distintas formas en que el escritor puede hacer uso de esta multiplicidad de procesos hacen que existan numerosos procedimientos de composición.

En el proceso de interpretación, el autor lee textos que le pueden servir de fuente de información o como modelo discursivo. Este proceso también puede consistir en interpretar gráficos, comprender textos orales o instrucciones sobre lo que tiene que hacer. La interpretación también se refiere a la evaluación y la lectura crítica que el autor hace de su propio texto.

El proceso de reflexión consiste en la resolución de problemas, la toma de decisiones para elegir la mejor solución de un problema y la inferencia, en la que por ejemplo, el escritor se pregunta qué espera el lector del texto que se dispone a escribir. Este proceso también incluye el de la planificación, que consiste en formular objetivos, generar ideas y organizarlas.

La revisión probablemente sea el proceso más importante de la composición. Según Bereiter y Scardamalia (1987) la revisión se puede iniciar en cualquier momento y puede darse durante toda la composición. Está compuesta de las siguientes fases: comparar el último borrador (denominado texto actual) que ha hecho el autor con el texto ideal que le gustaría escribir (denominado texto intentado), y detectar los posibles desajustes entre ambos; diagnosticar qué es lo que tiene o le falta al borrador que causa ese desajuste; operar para escoger el método más adecuado para modificar el borrador y realizar ese cambio.

Por último, el proceso de textualización consiste en elaborar el textoconvirtiendo las ideas y sus relaciones pluridimensionales en una secuencia lineal y unidireccional de signos verbales con numerosasrestricciones gramaticales, estilísticas y formales.

El medio de composición asimismo condiciona el procedimiento de escritura. Éste es diferente según si el escritor usa bolígrafo, lápiz y goma de borrar, procesador de textos, tiene acceso través del ordenador a otros textos para copiarlos, pegarlos y modificarlos, tiene acceso a otros textos en Internet, etc.

El procedimiento de composición también varía en función de que el escritor adquiera conocimiento nuevo o no en la escritura. Por una parte, el escritor puede limitarse a reproducir en el texto los datos que recupera de su memoria. Por el contrario, si el autor tiene que aprender cosas porque el texto le exige más conocimientos de los que tenía antes de escribir, desarrollará un procedimiento de composición distinto.

La variedad de procesos y circunstancias mencionadas hacen que las personas desarrollen distintos procedimientos de composición en su vida privada, académica o profesional. Además hay que añadir otras circunstancias más propias del ámbito de la enseñanza de lenguas, y especialmente de las lenguas extranjeras, que enriquecen la variedad de procedimientos de composición.

El papel del profesor durante la composición también condiciona el procedimiento con que ésta se desarrolla. El profesor puede dar instrucciones para producir el texto, o bien desentenderse de él durante el proceso de escritura y limitarse a recibir el producto para evaluarlo. Por el contrario, el procedimiento de composición es diferente si el profesor realiza alguna de estas acciones, varias o su totalidad: negociar con los alumnos las características de la actividad de escritura, asesorarlos durante el proceso, mostrar modelos de textos, proporcionar modelos de borradores, ofrecer muestras de textos en distintas fases (lista de ideas, borradores con correcciones, etc.).

La presencia o ausencia de la interacción oral entre compañeros a lo largo del proceso de composición también genera nuevos procedimientos de composición. Por una aparte, la escritura puede ser individual y silenciosa. Por otra parte, la escritura puede ser cooperativa si los aprendientes dialogan. Se argumenta que este último tipo de escritura comporta las siguientes ventajas: los alumnos verbalizan los problemas de composición, los hacen conscientes y los resuelven cooperativamente; favorece la actividad metalingüística, ya que los aprendientes hablan sobre la lengua; se distribuye el esfuerzo de la gestión del texto; permite distinguir las cuestiones de contenido del escrito, en las que se puede usar la L1, de las de forma, en las que necesariamente se usa la L2; permite identificar y resolver la deficiencias en el dominio de la L2.

Otros términos relacionados

Enfoque centrado en el proceso; Procedimientos; Procesos-productos; Texto.

Bibliografía básica

  1. Cassany, D. (1999). Construir la escritura. Barcelona: Paidós.

Bibliografía especializada

  1. Camps, A. (1994). L’ensenyament de la composició escrita. Barcelona: Barcanova.
  2. Bereiter, C. y M. Scardamalia (1987). The Psychology of Written Composition. Hillsdale, N.J.: Lawrence Erlbaum Associates.
  3. Hayes, J.R. (1996). «A new framework for understanding cognition and affect in writing». En Levy, C.M. y S. Ransdell (eds.). The science of writing. Theories, Methods, Individual Differences, and Applications. Mahwah, N.J.: Lawrence Erlbaum, pp.1-27.
Centro Virtual Cervantes © Instituto Cervantes, . Reservados todos los derechos. cvc@cervantes.es