Centro Virtual Cervantes

Diccionario de términos clave de ELE

Método audiovisual

El método audiovisual es un modelo didáctico concebido para la enseñanza de la LE a principiantes. Da prioridad al lenguaje oral, sin por ello desatender el lenguaje escrito; las primeras sesiones (aproximadamente 20 horas) del método se dedican al lenguaje oral y a continuación se comienza el aprendizaje del lenguaje escrito. Se considera que el aprendizaje de la LE se canaliza a través del oído (escuchando diálogos) y de la vista (observando la situación); ello explica el empleo combinado de grabaciones de diálogos en soporte magnético (en la época inicial, en magnetófono; posteriormente, en casete) e imágenes en filminas (parecidas a las diapositivas). Los recursos materiales reciben una atención especial, se procura que la presentación resulte lo más atractiva posible. A. P. R. Howatt (1987: 16) define el método como «el primer intento serio de construir una descripción pedagógica de una lengua extranjera, basándose en transcripciones de conversaciones habladas».

Tras la segunda guerra mundial, el inglés va ganando terreno al francés como lengua internacional. Con el ánimo de contrarrestar esa tendencia y mantener el prestigio del francés en el extranjero, el Ministerio de Educación de Francia emprende en la década de los años 50 del siglo XX una reforma concienzuda de la enseñanza y la difusión de su lengua, reforma que afecta tanto a la metodología como a los medios materiales. Como primer paso, un equipo de expertos -entre los que figuran el lingüista G. Gougenheim y el pedagogo P. Rivenc- adscritos al Credif (Centre de Recherche et d'Étude pour la Diffusion du Français) elabora una lista con las palabras más frecuentes y las más útiles de la lengua francesa, así como una gradación gramatical. Tomando como referencia  el Basic English, confeccionado por C. K. Ogden, el equipo analiza el francés oral y en 1954 publica el Français Élémentaire, cuya versión revisada, Français Fondamental, aparece en 1959. Este documento se toma como corpus léxico-gramatical para la confección de los materiales didácticos audiovisuales con que culmina el proyecto: un manual destinado a principiantes adultos, Voix et images de France, publicado en 1961, y otro manual diseñado para niños extranjeros de entre siete y once años, Bonjour Line, publicado en 1963.

Haciéndose eco de las teorías conductistas, este método propone la repetición y la práctica mecánica de estructuras, con el fin de automatizarlas: las reglas gramaticales se aprenden de manera intuitiva. Ahora bien, dada la naturaleza social del lenguaje, es imprescindible presentar las estructuras debidamente contextualizadas en los diálogos grabados y en el contexto social que se aprecia en las imágenes; todo ello constituye un paso decisivo hacia un uso comunicativo del lenguaje. Se estima que no se debe emplear la L1 en clase, entre otras razones, por considerar que la contextualización mediante imágenes ya garantiza la comprensión.

El sílabo suele organizarse en torno a una serie de situaciones típicas de vacaciones en las que se presentan los diálogos de unos turistas en el restaurante, en el hotel, en la estación..., llevando a cabo funciones lingüísticas como, p. ej., saludar, pedir información, etc.

Coincidiendo con las propuestas didácticas estructuralistas anteriores -enfoque oral, método audiolingüe, etc.-, el aprendizaje de la LE se inicia con el lenguaje oral, dedicando una atención especial a la pronunciación, incluidos el ritmo y la entonación; en una fase ulterior se trabaja el lenguaje escrito.

Una lección típica del método comienza con la presentación mediante la cinta magnética y la filmina. A continuación el profesor procede a la explicación, sirviéndose, p. ej., de demostraciones, preguntas y respuestas. En la tercera fase, de fijación, se va repitiendo el diálogo -en clase o en el laboratorio de idiomas- con el fin de memorizarlo; se procura no fragmentar los patrones rítmicos y entonativos. A partir de ahí, en la fase de explotación, la práctica adquiere un carácter más libre, permitiéndoseles a los alumnos la creación de sus propios diálogos -mediante preguntas y respuestas, juegos teatrales, etc.-, ya sea a partir de las mismas imágenes de las filminas, o bien en relación con su propia vida, su entorno familiar, social, etc.

Entre las principales aportaciones del método audiovisual a la didáctica de la LE, cabe resaltar estas dos:

El éxito del método audiovisual es rotundo -incluso a nivel comercial-, y enseguida comienza a explotarse en televisión. La idea no tarda en rebasar las fronteras, en especial hacia países anglófonos, donde se elaboran programas semejantes para la enseñanza del inglés y de otras lenguas.

Otros términos relacionados

Actividad de práctica controlada; Enseñanza situacional de la lengua; Método SGAV; Práctica oral; Secuencia didáctica; Vocabulario activo; Vocabulario pasivo.

Bibliografía básica

  1. Cortés Moreno, M. (2000). Guía para el profesor de idiomas: didáctica del español y segundas lenguas. Barcelona: Octaedro.
  2. Melero, P. (2000).  Métodos y enfoques en la enseñanza/aprendizaje del español como lengua extranjera.  Madrid: Edelsa.
  3. Richards, J. y Rodgers, T. (1986). Enfoques y métodos en la enseñanza de idiomas. Madrid: Cambridge University Press (1998).

Bibliografía especializada

  1. Credif (1963). «Bonjour Line». París: Didier.
  2. Guberina, P. y Rivenc, P. (1961). Voix et images de France. París: Didier.
  3. Howatt, A. P. R. (1987). «From structural to communicative». En Kaplan, R. B (ed.) (1988). Annual Review of Applied Linguistics, 8. Cambridge: C. U. P.
  4. Stern, S. (1983). Fundamental Concepts of Language Teaching. Óxford: O. U. P.
Centro Virtual Cervantes © Instituto Cervantes, . Reservados todos los derechos. cvc@cervantes.es