Centro Virtual Cervantes

Diccionario de términos clave de ELE

Ejercicio de pares mínimos

Los ejercicios de pares mínimos pretenden que el alumno ejercite alguno de los contrastes fonológicos que se dan en la lengua meta, como por ejemplo, el que hay en español entre ere vibrante simple (de pero) y erre vibrante múltiple (de perro). Por tanto, son ejercicios para que el alumno practique su competencia fónica.

El objetivo de este tipo de ejercicios es que el alumno ejercite su capacidad perceptiva o productiva centrando su atención en un elemento fónico escogido por su importancia comunicativa o por la dificultad fónica que ofrece al alumno. Por tanto, los ejercicios de pares mínimos se pueden caracterizar por ser de resolución cerrada y estar centrados en la forma de la lengua, ya que el propósito didáctico es que el alumno conozca y pueda usar conscientemente elementos fónicos determinados.

Se pueden establecer varias clases de ejercicios de pares mínimos según dos criterios. Por una parte, con relación a la actividad que desarrolla el alumno, los ejercicios pueden ser de naturaleza perceptiva o productiva. Por otra parte, con relación al contenido fonológico, los ejercicios de pares mínimos pueden incidir en unidades fonológicas segmentales o en unidades suprasegmentales. De la combinación de ambos criterios surgen cuatro tipos de ejercicios de pares mínimos.

Los ejercicios perceptivos de pares mínimos de unidades segmentales proponen al alumno que escuche una palabra o una frase, e identifique el fonema que se pretende enseñar. Por ejemplo, el alumno puede escuchar la palabra [casa] y distinguirla de distractores con los que forme par mínimo, como [queso] o [quiso]. También puede escuchar una frase como [Ha estado en casa] y distinguirla de distractores con los que forme par mínimo, como [He estado en casa].

Los ejercicios perceptivos de pares mínimos de unidades suprasegmentales proponen al alumno que escuche una palabra o una frase, e identifique el acento o el contorno entonativo que se pretende enseñar. Por ejemplo, el alumno puede escuchar la palabra [pase] y distinguirla de su par mínimo [pasé], que actúa como distractor. Otro ejercicio puede consistir en que el alumno escuche una frase (por ejemplo con entonación aseverativa) y tenga que distinguirla de la misma fase pronunciada con otra entonación (por ejemplo exclamativa).

Los dos grupos mencionados tienen su correlato productivo cuando el emisor de las palabras o frases del ejercicio es uno de los alumnos, en lugar de serlo el profesor o una grabación sonora preparada. Obviamente, un mismo ejercicio es productivo y perceptivo cuando los alumnos se alternan en la función de producir y de escuchar.

Los ejercicios pueden concretarse mediante diversas técnicas en las que varía la forma en que los alumnos manifiestan la identificación de la palabra o la frase. Algunas técnicas son: escribir una palabra o una letra en huecos; escuchar dos palabras o frases, e indicar si son iguales o diferentes; escuchar una palabra o frase y distinguirla de dos distractores con los que forme un par mínimo, etc.

Otros términos relacionados

Competencia gramatical; Comprensión auditiva; Conocimiento lingüístico; Corrección; Discriminación auditiva; Expresión oral.

Bibliografía básica

  1. Llisterri, J. (2003). «La enseñanza de la pronunciación». En Revista del Instituto Cervantes en Italia, n.º 4, pp. 91-114.
  2. Poch, D. (1999). Fonética para aprender español: pronunciación.Madrid: Edinumen.

Bibliografía especializada

  1. Celce-Murcia, M., Brinton, D. M. y Goodwin, J. M. (1996). Teaching Pronunciation. A Reference for Teachers of English to Speakers of other Languages. Cambridge: Cambridge University Press.
  2. Dalton, C. y Seidlhofer, B. (1994). Pronunciation. Oxford: Oxford University Press.
  3. Iruela, A. (2004). Adquisición y enseñanza de la pronunciación en lenguas extranjeras. Universidad de Barcelona. Tesis doctoral inédita.
Centro Virtual Cervantes © Instituto Cervantes, . Reservados todos los derechos. cvc@cervantes.es