Centro Virtual Cervantes

Diccionario de términos clave de ELE

Coherencia

La coherencia es una propiedad del texto, de naturaleza pragmática, por la que aquél se concibe como una unidad de sentido global. Es decir, los conceptos y las relaciones de significado que se dan en su interior no contradicen el conocimiento del mundo que tienen los interlocutores.

Algunos autores consideran la coherencia y la cohesión como propiedades textuales, pero una gran  parte de ellos sostiene que la coherencia no es una propiedad textual, sino pragmática, resultado de la interacción emisor-texto-destinatario. Estas propiedades del texto han sido descritas por la Lingüística textual  (R. A. de Beaugrande y W. U. Dressler, T. van Dijk, desde principios de los años 70 del s. XX), en una aproximación procedimental a la interpretación de los textos.

Entendida como propiedad textual, la coherencia se definió como la estructura profunda del texto. Se trata de relaciones en el nivel profundo del significado, que pueden hacerse patentes en la superficie textual mediante diversos recursos lingüísticos, pero que también pueden quedar latentes. En el ejemplo [Llovía mucho; decidimos no salir de excursión y quedarnos en casa] la secuencia forma parte de un texto coherente, puesto que la experiencia nos dice que la lluvia suele servir de razón disuasoria en situaciones como en las que aparece esa frase.  Las relaciones de coherencia que pueden establecerse en el interior de un texto son de muy diverso tipo: de causalidad, de pertenencia a una misma situación, etc.

Entendida como propiedad pragmática, la coherencia de un texto es el resultado de la acción conjunta y cooperativa de su emisor y su destinatario. No se encuentra, pues, únicamente en el texto, sino en el contexto cognitivo compartido al que uno y otro recurren para establecerla. Desde esta óptica, el texto actúa a modo de una serie de instrucciones, facilitadas a través de los diferentes mecanismos de cohesión, que guían al destinatario en la interpretación textual. Es, por lo tanto, una propiedad atribuida al texto por el sujeto que lo interpreta. La coherencia no exige necesariamente coincidencia con el conocimiento que los interlocutores tienen del mundo real, en el que se produce el discurso; puede coincidir con el que tengan de un mundo imaginario, creado por el mismo discurso. Una noticia de prensa, por ejemplo, en la que se dé por supuesto que el periodista puede volar merced a sus propias fuerzas, presentará problemas de coherencia; dejará de tenerlos si el texto en lugar de ser una noticia consiste en la crítica de una película cuyo guión permite la aparición de seres con esos poderes.

En los textos que se manejen en la enseñanza de español a extranjeros, la coherencia adquiere unas características particulares, por cuanto el conocimiento del mundo que poseen los aprendientes puede alejarse en muy diversa medida de aquel que el emisor del texto haya dado por supuesto en sus destinatarios. Un texto perfectamente coherente para la mayor parte de los miembros de la comunidad social en que ha sido producido puede resultar incoherente para un miembro ajeno a esa comunidad.

Otros términos relacionados

Análisis del discurso; Estructuras textuales; Proposición; Referencia textual.

Bibliografía básica

Calsamiglia, H. y  Tusón, A. (1999).  Las cosas del decir. Manual de análisis del discurso. Barcelona: Ariel.

De Beaugrande, R. A. y Dressler, W. U. (1972). Introducción a la lingüística del texto. Barcelona: Ariel, 1997.

Bibliografía especializada

Van Dijk, T. A. (1978). Estructuras y funciones del discurso. Madrid, Siglo XXI. 1980.

Centro Virtual Cervantes © Instituto Cervantes, . Reservados todos los derechos. cvc@cervantes.es