Centro Virtual Cervantes

Diccionario de términos clave de ELE

Aprendizaje por descubrimiento

Se entiende por aprendizaje por descubrimiento, también llamado heurístico, el que promueve que el aprendiente adquiera los conocimientos por sí mismo, de tal modo que el contenido que se va a aprender no se presenta en su forma final, sino que debe ser descubierto por el aprendiente. El término se refiere, así pues, al tipo de estrategia o metodología de enseñanza que se sigue, y se opone a aprendizaje por recepción.

Es un concepto propio de la psicología cognitiva. El psicólogo y pedagogo J. Bruner (1960, 1966) desarrolla una teoría de aprendizaje de índole constructivista, conocida con el nombre de aprendizaje por descubrimiento. Mientras que D. Ausubel preconiza la enseñanza expositiva o el aprendizaje por recepción como el método más adecuado para el desarrollo del aprendizaje significativo, J. Bruner considera que los estudiantes deben aprender por medio del descubrimiento guiado que tiene lugar durante una exploración motivada por la curiosidad. Así, desde el punto de vista del aprendizaje por descubrimiento, en lugar de explicar el problema, de dar el contenido acabado, el profesor debe proporcionar el material adecuado y estimular a los aprendientes para que, mediante la observación, la comparación, el análisis de semejanzas y diferencias, etc., lleguen a descubrir cómo funciona algode un modo activo. Este material que proporciona el profesor constituye lo que J. Bruner denomina el andamiaje.

Para J. Bruner, este tipo de aprendizaje persigue:

  1. Superar las limitaciones del aprendizaje mecanicista.
  2. Estimular a los alumnos para que formulen suposiciones intuitivas que posteriormente intentarán confirmar sistemáticamente.
  3. Potenciar las estrategias metacognitivas y el aprender a aprender. Se parte de la idea de que el proceso educativo es al menos tan importante como su producto, dado que el desarrollo de la comprensión conceptual y de las destrezas y las estrategias cognitivas es el objetivo fundamental de la educación, más que la adquisición de información factual.
  4. Estimular la autoestima y la seguridad.

Ahora bien, D. Ausubel señala que el aprendizaje por descubrimiento ha estado rodeado de una falsa mitificación sobre los beneficios que supone. Para este autor, si la condición para que un aprendizaje sea potencialmente significativo es que la nueva información interactúe con la estructura cognitiva previa, esto implica que ni el aprendizaje por descubrimiento necesariamente es significativo ni que el aprendizaje por recepción es necesariamente mecánico. Tanto uno como el otro puede ser significativo o mecánico, dependiendo de la manera como la nueva información es almacenada en la estructura cognitiva; por ejemplo las soluciones de acertijos por ensayo y error son un tipo de aprendizaje por descubrimiento en el que el contenido descubierto (el acertijo) puede ser incorporado de manera arbitraria a la estructura cognitiva y por lo tanto aprendido mecánicamente. Pueden considerase ejemplos de este tipo aplicados en las clases de segundas lenguas los rompecabezas o las sopas de letras. Por el contrario, los exponentes lingüísticos [¿puedes cerrar la ventana, por favor?; ¿te importaría cerrar la ventana?, cierra la ventana, por favor; la ventana, ciérrala; etc.] de una función comunicativa —en este caso [dar una orden]— pueden ser aprendidos significativamente sin necesidad de ser descubiertos por el aprendiente;  éstos pueden ser oídos, comprendidos y usados significativamente, siempre que existan en la estructura cognitiva del sujeto los conocimientos previos apropiados. Por estas razones, D. Ausubel defiende que el aprendizaje puede alcanzarse tanto por recepción como por descubrimiento, en cuanto a estrategia de enseñanza, y con cualquiera de estos dos tipos puede lograrse un aprendizaje significativo.

En la didáctica de lenguas extranjeras, el aprendizaje por descubrimiento sirve como teoría de aprendizaje subyacente del método silencioso, puesto que éste contempla el aprendizaje como una resolución creativa de problemas, en la que el aprendiente tiene un rol activo. Por otra parte, el desarrollo de la teoría del aprendizaje por descubrimiento ha permitido ampliar el abanico de técnicas metodológicas, en la búsqueda de un equilibrio entre, por una parte, la enseñanza de aspectos de la lengua meta y, por otra parte, la adquisición por parte de los aprendientes de la habilidad para analizar el lenguaje, para deducir cómo funcionan sus normas y para aprender de los errores.

Otros términos relacionados

Actitud; Actividad de aprendizaje; Atención bifocalizada; Autonomía en el aprendizaje; Buen aprendiente de lenguas; Conciencia lingüística; Estilo de aprendizaje; Estrategias de aprendizaje.

Bibliografía básica

  1. Melero, P. (2000). Métodos y enfoques en la enseñanza-aprendizaje del español como lengua extranjera. Madrid: Edelsa.
  2. Richards, J. C. y Rodgers, T. S. (1986) Enfoques y métodos en la enseñanza de idiomas. Madrid: Cambridge University Press, 1998.
  3. Williams, M. y Burden, R. L. (1997). Psicología para profesores de idiomas. Enfoque del constructivismo social. Madrid: Cambridge University Press, 1999.

Bibliografía especializada

  1. Ausubel, D., Novak, J. D. y Hanesian, H. (1968). Psicología educativa, un punto de vista cognoscitivo. México: Trillas, 1976.
  2. Brown, H. D.  (1994). Principles of Language Learning and Teaching. USA: Prentice Hall Inc.
  3. Gimeno, J. y Pérez Gómez, A. (1992). Comprender y transformar la enseñanza. Madrid: Morata.
  4. Hernández, G. (1998). Paradigmas en psicología de la educación. Madrid: Paidós.
  5. Novak, J. D. (1998). Aprendizaje y conocimiento. Madrid: Alianza, 1998.
Centro Virtual Cervantes © Instituto Cervantes, . Reservados todos los derechos. cvc@cervantes.es