Centro Virtual Cervantes
Rinconete > Lengua
Miércoles, 1 de septiembre de 1999

Rinconete

Buscar en Rinconete

Lengua

Economía de medios

Por Antonio Avia

Preocupados como estamos por la inflación, los presupuestos del Estado y la caída de la bolsa, resulta muy tranquilizador enterarse, gracias a los medios de comunicación, de que tenemos un «vicepresidente económico».

¡Qué alivio! Por fin vamos a acabar con el despilfarro que suponía contratar, con dinero de todos y a precio de oro, un economista que dirigiera el ministerio que entiende de estas cosas.

Sí, señor. Esto es predicar con el ejemplo. ¿Que hay que disminuir el déficit público? Pues nada mejor que empezar barriendo la propia casa y desde arriba: se contrata un vicepresidente económico (que, deduzco, nos va a salir a un precio muyapañado, por poco más del salario mínimo interprofesional) y ya está.

De ser cierta la noticia —tan alentadoramente repetida por los locutores de radio y televisión—, habría que pensar en la conveniencia de reformar la Administración, exigiendo que todos los altos cargos sean, igualmente, especialistas en sus respectivos ramos.

Si tenemos ya un vicepresidente económico (con unos resultados, dicen, nada reprochables), ¿no sería también estupendo contar con un jefe de ministerio educativo y culto, un director general deportivo, un ministro agrícola —ya existen, y se reúnen de vez en cuando en Bruselas, según informa la misma emisora—, pesquero y alimenticio, otro industrial, otro laboral, otro sanitario, otro jurídico, otro defensor, otro transportista y comunicativo?

Sentado ante el televisor, con una caja de pañuelos para enjugar las lágrimas de risa, espero anhelante la confirmación, en el próximo telelediario, de la remodelación terminológica del gobierno.

Centro Virtual Cervantes © Instituto Cervantes, . Reservados todos los derechos. cvc@cervantes.es