Centro Virtual Cervantes

Aula de lengua

DidactiRed

InicioEnviar comentarios


DidactiRed


Lunes, 17 de diciembre de 2012

 

Investigación-acción (II): la investigación cuantitativa
Por Marta González-Lloret. Investigadora, formadora y profesora de ELE en University of Hawaii


Actividad de reflexión

Apartado: Reflexión del profesor sobre la práctica docente
Subapartado: Habilidades docentes e investigación de la acción
Destinatario: Profesores
Material necesario: Material y fichas que se adjuntan


Descripción

El objetivo de esta serie de actividades es reflexionar sobre las posibilidades de realizar pequeñas investigaciones en nuestra propia aula de lengua que nos ayuden a identificar qué materiales, actividades, técnicas, etc. son efectivos para el aprendizaje de nuestros alumnos y qué mejoras podemos incorporar en nuestra práctica docente.

En la primera propuesta de la serie, Investigación-acción (I): cómo investigar nuestra propia enseñanza, se presentó una introducción a la investigación-acción y varias actividades para ayudar al profesor a decidir qué aspectos se pueden investigar de una manera efectiva.

El objetivo de esta segunda actividad es conocer algunas de las ideas que fundamentan la investigación cuantitativa y cómo ponerla en práctica: qué componentes se pueden estudiar fácilmente de forma cuantitativa, qué hay que tener en cuenta cuando se realiza un estudio cuantitativo, qué pasos son necesarios para asegurar que los resultados sean fiables y cómo interpretar e implementar estos resultados en el proceso de investigación.

Es importante tener en cuenta que en la investigación-acción es más común emplear métodos cualitativos. Sin embargo, se tiende a una investigación mixta en la que se utilizan las herramientas más apropiadas de los dos tipos (investigación cuantitativa y cualitativa) para lograr una «triangulación» de datos (corroboración y confirmación de datos), descubrir posibles contradicciones, ampliar y conseguir resultados más detallados.

Esta propuesta está orientada al desarrollo de dos de las competencias del profesor que se recogen en la obra Competencias clave del profesorado de lenguas segundas y extranjeras (reseñada aquí):

  • Desarrollarse profesionalmente como profesor de la institución.

  • Participar activamente en la institución.

Subir


Introducción a la actividad

En el campo de la Lingüística Aplicada (y las Ciencias Sociales en general) la investigación cuantitativa se asocia a complicados resultados estadísticos, que normalmente se obtienen a través de programas como SPSS (Statistical Package for the Social Sciences) y que nos ayudan a hacer comparaciones y análisis de grandes cantidades de datos, hacer afirmaciones sobre su significado, validez y generalización.

Sin embargo, para hacer investigación-acción no es necesario incorporar sofisticados sistemas analíticos, ni es apropiado tampoco, dado que casi siempre el número de participantes será demasiado pequeño para este tipo de análisis. En la investigación-acción es habitualmente útil y suficiente hacer un análisis descriptivo (del conjunto de las observaciones que hemos descubierto) y/o exploratorio (de las relaciones que aparecen entre los datos) a través de una descripción numérica de los resultados usando una comparación de frecuencias, porcentajes, etc.

En esta actividad vamos primero a reflexionar y decidir sobre la técnica (cuantitativa, cualitativa o mixta) más apropiada para cada tipo de estudio, después veremos los tipos de instrumentos más frecuentes que se usan para obtener datos cuantitativos y por último veremos cómo se pueden analizar y presentar estos datos para que sean útiles a la hora de tomar decisiones curriculares y/o pedagógicas.

Subir


Pasos de la actividad

1. ¿Estudio cuantitativo o cualitativo?

La decisión de hacer un estudio cuantitativo, cualitativo o mixto depende en gran manera de lo que queremos investigar, cuántos participantes tenemos, cómo vamos a recoger y presentar los datos y quién va a leerlos y/o hacer uso de ellos.

En general, un análisis cualitativo presenta datos más ricos en contenido que requieren un análisis detallado; suele llevar más tiempo, pero es más apropiado para estudios de caso (pocos participantes), seguimientos longitudinales (durante un periodo de tiempo considerable), investigación primaria (de expedición, en la que no tenemos todavía ningún tipo de hipótesis formada); los resultados se suelen presentar en forma más descriptiva que numérica. Trataremos con más detalle el análisis cualitativo en la siguiente actividad de la serie.

Un análisis cuantitativo, por otro lado, es aquel en el que los datos recogidos se pueden convertir a una forma numérica para ser comparados. Normalmente es deseable que el número de participantes sea mayor (cuántos más participantes, los datos suelen tener mayor validez) y es recomendable que haya más de una persona analizando los datos y asignando el valor numérico. Los datos se pueden recoger en un momento determinado para un número grande de participantes (por ejemplo, un cuestionario rellenado por todos los estudiantes de una clase o de un colegio) o en varias ocasiones para comparar los resultados que ofrecen los datos proporcionados por los mismos participantes en diferentes momentos (por ejemplo, un examen que se administra al principio y al final del año escolar).

Mira ahora los siguientes proyectos de investigación-acción y decide, con tus compañeros, si se realizarían mejor de una forma cualitativa, cuantitativa o una combinación de ambas.

Comparad vuestras respuestas con el siguiente enlace que incluye las posibles soluciones/sugerencias I.

¿Recuerdas la definición de tu pregunta de investigación que realizaste en la primera actividad de la serie? Decide qué tipo de investigación y qué tipo de datos recogerías para llevarla a cabo. Pon en común tus resultados con los compañeros con los que estés trabajando.

2. Tipo de diseño, fuentes de datos y herramientas (metodología)

En la investigación-acción el tipo de diseño es casi siempre cuasi-experimental, o sea que los participantes no se eligen al azar sino que son normalmente la totalidad de los estudiantes de nuestra clase, y se suele restringir a una clase (o una comparación de dos o tres clases). Los datos se pueden recoger de una sola vez o varias veces durante un curso, siempre dependiendo de lo que queremos investigar. La característica común y principal es que los resultados se expresan en valores numéricos que se pueden simplemente describir o comparar descriptivamente y el objeto de estudio suele basarse en categorías previamente decididas.

Las fuentes de datos pueden ser los estudiantes, otros profesores, la administración, o fuentes inanimadas como el libro de texto, exámenes, actividades, tests, notas de clase, las composiciones de los estudiantes, portafolios, diarios, etc.

Para encontrar el mejor diseño y la mejor fuente de datos lo más importante es definir de forma muy clara la pregunta de investigación y decidir cuánto tiempo tenemos para recoger datos y llevar a cabo el análisis. También es importante encontrar un punto de equilibrio entre la fuente de información que nos puede proveer los mejores datos para contestar nuestra pregunta, el tiempo que requiere la obtención de datos y el tiempo que requiere su análisis. Normalmente una vez iniciada la recogida de datos, el diseño de la investigación no se debe cambiar y aunque las categorías que estudiamos son descriptivas, lo importante es la cantidad y frecuencia del suceso estudiado.

Por ejemplo: obtener datos a través de cuestionarios en los que las preguntas se contestan todas en una escala del 0 al 3 que los estudiantes rellenan en clase es una forma fácil y rápida de obtención de datos. Sin embargo, es importante que el cuestionario esté bien diseñado y pilotado, lo que lleva tiempo, y las respuestas estarán siempre limitadas al no poder clarificar o hacer preguntas a los participantes. Conseguimos más información, rápidamente, pero con menos detalle.

En cuanto a las herramientas, la mayoría se puede utilizar para obtener datos cualitativos también, dependiendo de cómo se analice la información conseguida.
Las herramientas (o técnicas) más comunes son:

Listas para marcar si algo ocurre o no.

Escalas (numéricas o con descriptores).  

Tests (existentes o desarrollados por el profesor para clase o para la investigación).

Encuestas (con escalas, con preguntas más o menos abiertas).

Productos (composiciones, grabaciones, role-plays, portafolios, etc.) analizados normalmente usando una rúbrica (Definición de rúbrica en http://es.wikipedia.org/wiki/R%C3%BAbrica).

Con tu grupo de trabajo, piensa sobre las diferentes herramientas que se presentan aquí. Decide cuáles son algunas de sus ventajas y desventajas a la hora de utilizarlas en el aula para hacer investigación-acción. Puedes usar
la siguiente guía. En tu decisión considera: el tiempo de recolección de datos (un cuestionario en unos minutos de clase o unas grabaciones de estudiantes trabajando en parejas que pueden llevar horas), el tiempo para el análisis de datos (introducir valores numéricos en una hoja de cálculo lleva mucho menos tiempo que hacer un análisis del discurso de interacción por parejas, por ejemplo), la riqueza de datos que generan (un cuestionario de cinco preguntas es muy rápido de hacer y de analizar pero genera muchos menos datos que la grabación de una clase y su análisis), el coste económico (un estudio de todo el colegio será sin duda más costoso en tiempo y recursos que uno de una clase), el coste/tiempo de preparación (decidir el tema de un role-play puede ser muy rápido, pero construir un buen cuestionario de gran efectividad lleva tiempo) y la posibilidad real de conseguir los datos en tu clase ( por razones de duración del curso, del tiempo que puede quitar del currículo, o si tienes o no la tecnología necesaria).

Compara tus respuestas con la guía de soluciones/sugerencias II que te presentamos a continuación.

Vamos a volver a tu pregunta de investigación. Si has decidido que la investigación cualitativa puede tener cabida en tu proyecto, piensa en las herramientas que te pueden ser útiles. Pon en común tus resultados con tus compañeros.

3. Análisis y presentación de datos

En esta actividad no vamos a entrar en análisis estadístico inferencial por falta de espacio y porque normalmente en la investigación-acción no es necesario (ni conveniente si tenemos pocos participantes) aplicar pruebas estadísticas. Basta con explorar los datos, analizarlos descriptivamente y presentarlos para poder interpretarlos de forma clara y fácil.

El análisis y la presentación de los datos dependen completamente de la hipótesis de investigación y a menudo se utilizan gráficos para visualizar los resultados (de barras, circulares, histogramas, etc.). En el siguiente enlace, puedes consultar las presentaciones de datos más comunes.

Ahora con tus compañeros vuelve a leer los posibles proyectos de investigaciones-acción del primer paso de la actividad y decide qué tipo de datos es necesario recoger y qué tipo de análisis puede ser más efectivo. Pon en común tus resultados con tus compañeros y comparad vuestras respuestas con la siguiente hoja de sugerencias/soluciones.

Volvemos a tu pregunta de investigación. En el caso de que recogieras los datos, decide qué tipo de análisis puedes llevar a cabo con ellos. Pon en común tus conclusiones con tus compañeros.

4. Interpretación e implementación

El último paso de la investigación es la interpretación de los resultados y qué hacer con estos; para esto, lo más efectivo es volver a nuestra pregunta o hipótesis de investigación y decidir cómo podemos contestarla a partir de los resultados obtenidos. Es importante no sobregeneralizar en este proceso. A menudo se tiende a pensar que lo que hemos descubierto informará a educadores de todo el mundo en cualquier tipo de institución, sin embargo, hay que recordar que en este tipo de investigación los resultados casi nunca son generalizables fuera de nuestra propia aula, ya que el contexto es muy específico, las preguntas deben ser muy limitadas y los participantes no han sido elegidos al azar. El verdadero valor de la investigación-acción está en que nos puede proveer de valiosa información para mejorar nuestra enseñanza día a día con nuestros estudiantes.

Una vez que la investigación ha finalizado entonces llega la reflexión. ¿Qué es necesario cambiar en nuestra enseñanza según lo que hemos averiguado? Este es uno de los pasos esenciales en la investigación-acción.

Para practicar este paso, con tus compañeros observa los
resultados de los estudios del paso anterior. Interpretad su significado y proponed algunas ideas de cómo mejorar esa clase basándoos en los resultados.

Por último, si has podido llevar a la práctica tu pequeño proyecto de investigación, ¿qué conclusiones obtienes de los resultados?, ¿qué modificaciones deberías hacer en tu práctica? No olvides poner en común tus respuestas con tus compañeros.

Subir

Comentarios

Para terminar, sugerimos a los profesores interesados en hacer este tipo de investigación, que una vez se ha decidido qué tema se va a investigar, puede ser buena idea revisar otras investigaciones ya existentes que nos den ideas sobre cómo recoger y analizar datos y nos ayuden a conceptualizar el estudio y los parámetros exactos de lo que vamos a investigar. Aunque otras investigaciones sean mucho más complicadas y quizá no se entienda todo el análisis estadístico, no es necesario para poder extraer ideas que nos ayuden a materializar nuestra propia investigación-acción.

Para profundizar más en el análisis mixto se recomienda:

Brown, James D. (1988): Understanding Research in Second Language Learning: A Teacher's Guide to Statistics and Research Design. Cambridge University Press, New York.

Greene, Jennifer C.; Caracelli, Valerie J. y Graham, Wendy F. (1989): «Toward a Conceptual Framework for Mixed-method Evaluation Designs». En Educational Evaluation and Policy Analysis, 11(3). Sage Journals, Thousand Oaks, California. Págs. 255–74.

Hatch, Evelyn y Lazaraton, Anne (1991): The Research Manual: Design and Statistics for Applied Linguists. Newbury House, Rowley, MA.

Rodríguez Gómez, David y Valldoeoriola Roquet, Jordi (2009): Metodología de la investigación. FUOC. Universitat Oberta de Catalunya. Accesible en
http://cv.uoc.edu/continguts/PID_00148557/index.html

Sans i Martín, Antoni (2004): «Métodos de investigación de enfoque experimental». En Metodología de la investigación educativa, R. Bisquerra, La Muralla, Madrid. Págs.167-193.
 

Acceso a la Didactiteca

Acceso al buzón de Didactired

 
Subir
| DidactiRed |

| Portada del CVC |
| Obras de referencia | Actos culturales | Foros | Aula de lengua | Oteador |
| Rinconete | El trujamán |

| Enviar comentarios |

Centro Virtual Cervantes
© Instituto Cervantes (España), 1999- . Reservados todos los derechos.