Centro Virtual Cervantes
Artes

Ciudades Patrimonio > Cartagena de Indias > De paseo > 1. Centro histórico (Fundación de Cartagena)
Cartagena de Indias

1. Centro histórico (Fundación de Cartagena)

Galería de imágenes

Cartagena de Indias ha sido una ciudad de glorias a través de todas sus épocas. En el Descubrimiento, primero; luego en la Colonia, más tarde en la Independencia y finalmente en la formación de la República de Colombia.

La bahía de Cartagena fue descubierta en 1501, nueve años después de que Colón hiciera su primer viaje al nuevo mundo, por Rodrigo de Bastidas, escribano de profesión y natural de Sevilla.

Sin embargo, fue don Pedro de Heredia con los conocimientos adquiridos en la conquista de Santa Marta (ciudad vecina a Cartagena), quien consiguió del monarca Carlos I de España y V de Austria, la Gobernación de la costa (hoy Cartagena) en 1532. Un año después salió de Cádiz rumbo al Mar Caribe con 300 hombres, algunas mujeres y dos predicadores.

Don Pedro de Heredia era un español de hidalga condición, nacido en Madrid aunque de apellido vasco y ascendencia aragonesa. Con anterioridad, don Pedro de Heredia había visitado el Caribe con Bartolomé Colón, y había pasado una estancia en la ciudad caribeña de Santa Marta como teniente del Gobernador Pedro de Badillo.

Según el cronista Juan de Castellanos, el 20 de enero de 1533 don Pedro de Heredia fundó Cartagena en el mismo sitio en que los aborígenes caribes habían levanto un poblado llamado Calamarí, que en lengua indígena significa cangrejo, crustáceo que proliferaba por entonces en aquellas tierras.

Agrega el cronista que Heredia pensó en llamar a la nueva ciudad La Nueva Andalucía, pero prefirió el nombre de Cartagena por la semejanza con la Cartagena del Levante en España.

Se dice que los indios no opusieron resistencia ante el español y que abandonaron el poblado: «Cuando llegamos no hallamos a nadie dentro, sino los bohíos cerrados; no consentí yo que se les entrase en ninguna casa ni se les tomase nada…» (Pedro de Heredia, 1533).

No obstante, la leyenda cuenta que una mujer indígena, llamada Catalina sirvió de intérprete entre los pobladores nativos y los españoles recién llegados a América.

Felipe II, Rey de Castilla y León dio a Cartagena el título de Ciudad, así como un escudo y en 1575, el hijo de Carlos V expidió en Madrid la Real cédula por la cual concedió a la ciudad el título de Muy noble y leal ciudad: «En tantos años, les he hecho casas de cantería y calles tan principales como las hay en España e Iglesia Catedral suntuosa y monasterios de frailes y hospitales principales y les he fortificado en muelle y puerto y les traigo ahora el agua tres leguas de aquí, que será obra romana importantísima, con lo cual dejaré esta ciudad de manera que sea el tercer pueblo de todas las Indias…» (Pedro Fernández de Busto, Gobernador de Cartagena, 1577).

flecha a la izquierda (anterior) flecha hacia arriba (subir) flecha a la derecha (siguiente)
Centro Virtual Cervantes © Instituto Cervantes, . Reservados todos los derechos. cvc@cervantes.es