Aula de lengua

Inicio



Redundancias II: Otra vez «a las doce del mediodía»


(Véase el anterior Museo sobre este mismo tema)

Mario Grillo Mertz nos ha enviado desde Lima este comentario, que viene a enriquecer nuestro Museo. Muchas gracias.

«En relación al artículo A las doce del mediodía/A las doce de la noche publicado en el Museo de los horrores. Tengo algunas observaciones. Ustedes consideran como horror a las expresión ver con los propios ojos, pero ésta consta en la última edición del Diccionario de la Real Academia Española como ejemplo de pleonasmo en su primera acepción. Por otro lado, si el Diccionario de la R.A.E, tiene como segunda acepción de mediodía ‘período de tiempo impreciso alrededor de las doce de la mañana’ no considero como redundancia especificar la hora (12 p.m.), así mismo también se podría a considerar como un uso pleonástico para enfatizar la expresión.

»En cuanto a dos ejemplos de redundancia que exponen el Diccionario de uso del español de María Moliner, en su segunda edición de 1998; propone (en el artículo sobre redundancia): “en algunos casos, la aparente redundancia no lo es: en ‘subimos arriba’ y ‘bajamos abajo’ pasan a tener valor sustantivo y a designar lugares...”»


Aprovechamos el comentario de Mario Grillo para incluir algunas redundancias (que no pleonasmos, ya que no aportan ningún valor expresivo), que aparecen en el libro de Leonardo Gómez Torrego, El léxico en el español actual: uso y norma (Madrid, Arco/Libros, 1995):

Acceso de entrada
Accidente fortuito
Actualmente en vigor
Adelantar un anticipo
Arrecirse de frío
Asomarse al exterior
Astifino de cuernos
Aterido de frío
Autodefinirse
Autosuicidio
Base fundamental
Beber líquidos
Bifurcarse en dos direcciones
Buen revulsivo
Buena panacea
Caso muy extremo
Casualidad imprevista
Clímax máximo...

Y podríamos seguir y seguir... María Somers nos ha enviado las siguientes:

Beber bebida
Canas blancas
Carcajadas de risa
Cenar de noche
Hemorragia de sangre
Meterse para dentro
Salir para afuera
Volar por el aire
Repetir una vez
Yo mismo estuve presente
Tu propio padre lo ha mandado

 


Arriba
| Al habla | Inicio de la sección |

| Portada del CVC |
| Obras de referencia | Actos culturales | Foros | Aula de lengua | Oteador |
| Rinconete | El trujamán |

| Enviar comentarios |

Centro Virtual Cervantes
© Instituto Cervantes (España), 1999-. Reservados todos los derechos.