Aula de lengua

Inicio


Interfecto


Fernando Alejo Verdú Pascual nos ha enviado el siguiente comentario, que bien merece, como tantos otros, el estar en las paredes de nuestro Museo de los horrores:

«Y ¿qué decís de aquellos que hacen hablar a los muertos? Me refiero, claro, a la utilización de la palabra interfecto referida a una determinada persona, sin saber que se trata de un cadáver».

Y tiene toda la razón, ya que, según el Diccionario de la Real Academia Española, interfecto, que procede del latín interfectus, participio pasado del verbo interficio, que significa ‘matar’, es un adjetivo que se «dice de la persona muerta violentamente, en especial si ha sido víctima de una acción delictiva».

De este modo, frases como las siguientes, sacadas del libro de Leonardo Gómez Torrego, El léxico en el español actual: uso y norma, resultan erróneas, ya que no se ajustan al significado de la palabra. A veces el querer ser culto mediante el uso de palabras extrañas para la mayoría nos puede llevar a decir verdaderos disparates (e, incluso, como nos recuerda Fernando Alejo, a hacer hablar a los muertos):

Don José murió de infarto. El cuerpo del interfecto fue incinerado.
Han intentado detener al sospechoso, pero el interfecto ha huido.

 

 


Arriba
| Al habla | Inicio de la sección |

| Portada del CVC |
| Obras de referencia | Actos culturales | Foros | Aula de lengua | Oteador |
| Rinconete | El trujamán |

| Enviar comentarios |

Centro Virtual Cervantes
© Instituto Cervantes (España), 1999-. Reservados todos los derechos.