Aula de lengua

Inicio


Deleznable y despreciable


Alberto Maestro Roy nos han enviado desde Zaragoza el siguiente comentario:

«Me gustaría que comentaran el uso masivo que se da actualmente en las tertulias radiofónicas del término deleznable, usado como sustituto de detestable o rechazable. Así, suelen decir:
—Es deleznable lo que ha dicho el Presidente».

Según el Diccionario de la Real Academia Española, deleznable se debe usar con estos tres significados:

1. Que se rompe, disgrega o deshace fácilmente.
2. Que se desliza y resbala con mucha facilidad.
3. Poco durable, inconsistente, de poca resistencia.

Leonardo Gómez Torrego en su Léxico del español actual: uso y norma (Madrid, 1995), ya indicaba cómo deleznable no significa ‘rechazable, digno de repulsa o reprobable’, pero ya anunciaba al final de su trabajo:

«No obstante, los significados de ‘reprobable’ o ‘abominable’ están muy extendidos. Podría recogerlos el diccionario académico».

Y así parece que sucederá, ya que, dentro de las nuevas enmiendas y adiciones que se proponen para su incorporación en la nueva revisión del Diccionario de la Real Academia Española —que se puede consultar en http://www.rae.es/nivel 1/acadrae.htm— aparece la siguiente:

«deleznable. ... [Adición de acepción.] || 2 bis. Despreciable, de poco valor.»

De este modo, la frase que tanto disgustaba a Alberto Maestro ha terminado por ser correcta, aunque también es cierto que podrían usarse otras formas, como:

Es despreciable lo que ha dicho el Presidente.
Es reprobable lo que ha dicho el Presidente.

 

 


Arriba
| Al habla | Inicio de la sección |

| Portada del CVC |
| Obras de referencia | Actos culturales | Foros | Aula de lengua | Oteador |
| Rinconete | El trujamán |

| Enviar comentarios |

Centro Virtual Cervantes
© Instituto Cervantes (España), 1999-. Reservados todos los derechos.