Centro Virtual Cervantes

Actos culturalesNombres propios

Eduardo Chillida

InicioEnviar comentarios




Montaña mágica, su proyecto más ambicioso y polémico


Foto de Chillida con la maqueta del TindayaEl proyecto de Tindaya tiene un origen poético y una intención de impresencia espacial: se partía de un verso de Jorge Guillén, «Lo profundo es el aire», para luego consagrar la existencia del vacío, es decir, del espíritu interno de una montaña o de una materia.

En definitiva, y con exquisito respeto a lo ecológico, de lo que se trata es de horadar la tierra con la contemporaneidad de la técnica y con la poesía escultórica de una mística del mundo antiguo de los elementos.

Porque Chillida, maestro en la escultura del lleno y el vacío, sólo pretende una obra monumental que enlaza su universo creativo con esa vieja tradición espiritual de montañas mágicas, contemplativas, protectoras y rituales. Más allá de eso, el proyecto de un enorme cubo con paredes de traquita en el interior de la montaña tiene, asimismo, una intención de convertir su apariencia escultórica en representación de un horizonte de tolerancia que debe de ser común a todos los hombres.

Su proyecto más importante

Eduardo Chillida habla así en 1998 sobre la polémica que suscitó su nueva aventura: «Es uno de los proyectos más importantes de mi vida, pero hay unos señores, por llamarles de alguna manera, que no quieren hacerlo. No me lo trago —reflexionaba en alta voz—, y mientras no se acepte con claridad no se hará».

Vista del «Espacio cúbico» interior de 50 metros de lado realizado por Eduardo Chillida para el monte TindayaEl artista vasco hacía estos comentarios pocos minutos después de que el grupo Ecologistas en Acción realizara una protesta contra el proyecto de Tindaya. Los representantes de la organización ecologista cubrieron de crespones negros la escultura La sirena varada y criticaron con dureza numerosos aspectos de la idea de Chillida para la montaña canaria.

A Chillida se le hace muy cuesta arriba adecuar su proyecto a otra montaña «en la que no hubiera discordancias», pero insiste en que él quiere su proyecto y no otro. «No estoy para negocios, dice tajante el artista, mi única ambición es crear un espacio útil para toda la humanidad, que cuando un ser humano entre en ese cubo vacío de 50 por 50 por 50 metros sienta en su plenitud la pequeñez humana; pero para hacerlo mal, es mejor no hacerlo. Si Tindaya se hace será la culminación de un sueño, de la búsqueda del gran espacio», comenta más esperanzado.

Solución final

El Gobierno canario y la familia de Eduardo Chillida se reunieron en Madrid para designar la empresa que realizará los estudios de viabilidad del proyecto monumental de la montaña de Tindaya. Un encuentro mantenido entre ambos concluyó con la necesidad de realizar los sondeos que desvelen si la idea del escultor es factible y si la montaña, ubicada en Fuerteventura, soportará el vaciado previsto, para lo que se precisa que una empresa especializada haga los estudios, según anunciaron las partes al término de la reunión.

Cronología
Eduardo Chillida acepta en 1994 la propuesta de Canarias para llevar a cabo su obra más colosal en la isla de Fuerteventura.

La idea del escultor, que desarrolla con José Antonio Fernández Ordóñez, es aprobada por el Gobierno canario en 1997, pero el entramado gestor que éste organiza para llevarla a cabo se tambalea, ante la denuncia de irregularidades.

El proyecto, incluidos los estudios geotécnicos, y las obras son adjudicados en 1998, en el precio de 8 450 millones de pesetas, con un plazo de ejecución de cuatro años.

La propia Administración canaria paraliza el proyecto, a principios de 2000, al querellarse contra la UTE adjudicataria. También lleva a los tribunales a diversos responsables políticos de la gestión.

Por fin, el proyecto se pone en marcha y, en una primera fase, durante 2003 se realiza un estudio de alternativas. El 14 de enero de 2005 comienza la segunda fase, con diversos sondeos in situ para comprobar el estado real de los terrenos antes de la ejecución de las obras.

 
Subir
| Obra |

| Portada del CVC |
| Obras de referencia | Actos culturales | Foros | Aula de lengua | Oteador |
| Rinconete | El trujamán |

| Enviar comentarios |

Centro Virtual Cervantes
© Instituto Cervantes (España), 2002-. Reservados todos los derechos.