Centro Virtual Cervantes

Actos culturales

  Atapuerca

  Inicio

   


El estudio de los fósiles humanos de la Sima de los Huesos permite que nos hagamos una idea aproximada del aspecto físico y de la biología de una especie extinguida:

  • Estatura: una gran mayoría de individuos medirían entre 160 y 180 centímetros, siendo el promedio de los machos algo superior al promedio de las hembras, como sucede en la actualidad en nuestra especie.
  • Dimorfismo sexual: las diferencias de peso y estatura entre machos y hembras serían similares a las de nuestra especie.
  • Proporciones corporales: similares a las de Homo sapiens, pero con el tronco más ancho.
  • Peso corporal: un 30 por ciento más pesados que nuestra especie, debido a una mayor masa esquelética y muscular y a su mayor anchura del tronco.
  • Capacidad craneal: promedio de unos 100-150 centímetros cúbicos menor que en Homo sapiens. Cerebro lateralizado como el nuestro, con individuos diestros y zurdos.
  • Grado de encefalización: menor que el de nuestra especie: cerebro relativamente más pequeño con respecto al peso corporal.

 

  • Gestación: nueve meses.
  • Parto: similar al de Homo sapiens en cuanto a la fisiología, movimientos del niño y modo de presentación, pero con un tránsito más holgado por el canal del parto, debido a las mayores dimensiones de la pelvis.
  • Lactancia: entre tres y cuatro años, como en algunas tribus de cazadores y recolectores actuales.
  • Desarrollo: probablemente casi tan largo y complejo como en nuestra especie, con infancia, niñez, fase juvenil y adolescencia, incluido un estirón puberal de intensidad similar a la nuestra.
  • Longevidad: menor que la de Homo sapiens. Su estilo de vida no permitiría una vida más allá de los 40 o 45 años. La esperanza de vida al nacimiento sería de entre quince y veinte años.
  • Modo de vida y dieta: cazadores y recolectores de pequeños animales, huevos y todo tipo de plantas silvestres comestibles. De su higiene sabemos que usaban palillos de dientes para la limpieza de los espacios interdentales. Usaban abrigos de piel para evitar el frío y fabricaban herramientas de piedra y madera.
  • Campamentos: construcción de cabañas de madera y quizás pieles de animales, pero también uso de abrigos y vestíbulos de cuevas.
  • Organización social: pequeños grupos o clanes de entre 15 y 40 individuos jerarquizados, que explotaban y defendían los recursos de un territorio y que realizaban contactos esporádicos con otros grupos para evitar la endogamia.
  • Posibles causas de muerte: parto, infecciones de heridas y de la cavidad bucal, traumatismos producidos por golpes accidentales o por violencia intra-específica, predadores.
 


© Instituto Cervantes (España), . Reservados todos los derechos.